Opinarg

7 IDEAS DE INVERSIÓN PARA EL 2018


03 de enero de 2018

por Miguel Angel Boggiano

Click en la foto para ampliar

En esta nota les vamos a dejar siete sugerencias respecto de qué hacer con diferentes clases/tipos de activos en el 2018. Esto incluirá bonos, criptomonedas, acciones, commodities y futuros. La toma de decisiones de inversión se ha vuelto cada vez más compleja en un mundo signado por la mayor intervención coordinada de los bancos centrales el mundo, en toda la historia.

La mayor dificultad está en el hecho de que hay una muy mala pésima percepción generalizada del riesgo. Atención: los bancos son los encargados decirle a la gente del Titanic que “no ha pasado nada”, cuando ellos mismos tienen un pie encima de los botes por temor al primer avistamiento de un iceberg. Mientras la música siga, ellos seguirán cobrando sus comisiones.

Para los que quieran tener un plan de inversiones para el 2018 y saber cómo ejecutarlo de la manera más inteligente, pueden dejarnos su email y nombre en este formulario y los contactaremos en breve.

#1. Evitar bonos.
#2. Qué hacer con las criptomonedas.
#3. ¿Tiene sentido comprar oro? ¿De qué manera?
#4. ¿Qué acciones comprar? ¿Qué acciones evitar?
#5. La revolución de los autos eléctricos: ¿qué hacer?
#6. Uranio, el commodity más odiado.
#7. Managed Futures, la alternativa más inteligente.

#1. Evitar bonos.

¿Quiénes son los grandes compradores de bonos hoy? Los principales bancos centrales del mundo. Entre la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón, y el Banco Popular de China, las compras ascienden a U$S 20 trillions. Antes de que se desatara le crisis del 2008, este número estaba en los U$S 6 trillions:

Total Central Banks

Pero lo importante es que hay un banco (la Reserva Federal) que ha empezado lentamente a vender estos bonos:

Fed Unwind

La Fed anunció reducirá su hoja de balance en U$S 10 billions por mes hasta diciembre y luego acelerará el ritmo de venta cada tres meses. Para octubre de 2018, debería estar vendiendo U$S 50 billions por mes (U$S 600 billions al año) hasta llegar al nivel que crea conveniente.

En cualquier caso, tenemos a la vista un participante fuerte que está diciendo que empieza a vender. Notemos que las tasas a 5 años ya comienzan a subir:

Tasa5Y

Ponerse en contra de este tren en movimiento parece poco inteligente. La única apuesta que alguien estaría haciendo es simplemente ver si el cupón cubre o no la caída en el precio del bono. Simplemente mala relación riesgo retorno. Prefiero cash antes que bonos.

Si, esto también incluye a los bonos argentinos. Simplemente van a tener viento en contra en el 2018, como todos los bonos del mundo, sin importar si Macri (eventualmente) tuviera el mejor plan económico posible. En la práctica, el precio de los bonos argentinos en dólares están hoy a prácticamente los mismos niveles que a mediados del 2016. Si bien en este período han estado compensados por la renta de los cupones, el problema que plantea el 2018 está relacionado con una eventual caída en el precio de los bonos.

#2. Qué hacer con las criptomonedas.

La manía especulativa de las criptomonedas es la primera en la era de las redes sociales. De ahí la velocidad sin precedentes del contagio y la psicosis social que ha despertado este fenómeno. Para comprender el nivel de la manía, vale notar que algunas empresas sin ninguna relación con lo financiero, agregaron las palabras criptomoneda o blockchain a su nombre y con esto solo, vieron su precio subir hasta un 500%.

Si se fijan en Google Trends, cuanto se ha buscado la palabra Bitcoin en los últimos 5 años, se van a encontrar con este gráfico:

Screen Shot 2017-12-24 at 5.28.11 PM

Todas las manías especulativas de la historia se dieron en un contexto de abundante liquidez y sobre confianza. Sin dudas estamos en esa situación, luego de la descripción de la intervención sin precedentes de los bancos centrales. Y en todos los casos, estas manías especulativas marcaron el techo de un ciclo. La euforia por las criptomonedas puede estar indicando el techo del superciclo de intervención de los bancos centrales.

¿Qué hacer al respecto? Esperar. Si hay una empresa que sobrevivió la implosión de la burbuja de Internet, esa fue Amazon. Sin embargo, entre diciembre de 1999 y octubre del 2001, las acciones de Amazon cayeron un 95%. Creo que hay valor en la criptomonedas, pero no es lo que vemos hoy.

Las chances de que Bitcoin sea reemplazada por otra moneda como la líder, son altas. Por empezar, ya hay más de 1250 criptomonedas diferentes:

numero_Criptos

En cada una de las separaciones o "forks" de Bitcoin, aparecen mejoras en términos de velocidad de procesamiento, simplificación de minado y otras. Sin duda, alguna terminará por destronarla. Un tema no menor es que el consumo de energía de Bitcoin, llegaría en el 2019 a todo lo consumido por los EEUU. Está claro que eso no tendría ningún sentido y que hace que la metodología sea inviable.

¿Puede subir más desde acá? Puede. Pero para tomar decisiones financieras, uno debe evaluar el riesgo que asume con el retorno prometido. Creo que en la actualidad, el riesgo de grandes caídas no compensa seguir apostando al recorrido alcista de las criptomonedas. La recomendación es esperar e intentar dilucidar a las nueva tecnología que emergerán como solución a los problemas que hoy ya tiene el Bitcoin.

#3. ¿Tiene sentido comprar oro? ¿De qué manera?

¿Cómo podemos decir si el oro está caro o barato? Una manera es comparando su valor hoy con el de otros activos y luego estudiando como evolucionó esa relación entre el precio del oro y otros activos a lo largo del tiempo. La respuesta es contundente: el oro está en mínimos históricos cuando se compara su valor con el del resto de los activos.

Una de las tantas métricas es comparar el valor del oro con la cantidad total de papel moneda (Fiat Money Quantity):

GoldFMQ-1024x493

Queda a la vista que estamos en niveles tan bajos como los de 1970 y el 2000, que fueron la antesala de grandes recorridos alcistas para el oro. Ahora bien, ¿qué comprar? Una alternativa es comprar algún ETF como el GLD o también ir comprando futuros de oro y haciendo el rolling de los contratos. Pero hay una alternativa aún mejor: comprar ciertas acciones de mineras de oro. ¿Por qué?

Las compañías mineras de oro están baratas en relación al precio del oro (que como ya habíamos visto, se encuentra en mínimos de importancia histórica):

Dec222017edchart4

Tanto si utilizamos al Barron's Gold Mining Index o al S&P TSX Gold Index, encontramos que las acciones de empresas mineras de oro están en niveles históricamente deprimidos.

Por último, también podemos ver las acciones de mineras está increíblemente baratas cuando se las compara con la evolución del S&P500:

Gold_Vs_SPX

¿Algunos nombres de mineras para evaluar para comprar? Gran Colombia Gold (GCM: Toronto Stock Exchange) o Kerr Mines (KER: Toronto Stock Exchange) son dos ejemplos. Para los que quieran tener un plan de inversiones para el 2018 y saber qué acciones mineras tienen las perspectivas más atractivas, pueden dejarnos su email y nombre en este formulario y los contactaremos en breve.

#4. ¿Qué acciones comprar? ¿Qué acciones evitar?

Diferentes métricas indican que las acciones de los Estados Unidos están caras hoy. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedas estar más caras mañana. En cualquier caso, siempre es preferible evitar situaciones de riesgo ya que la manera correcta de evaluar una inversión tiene que ver no solo con las perspectivas de retorno, sino también con las perspectivas de riesgo. Esto último es lo más difícil de cuantificar y lo que el inversor promedio no se detiene a mirar.

¿Qué acciones no comprar? Las llamadas FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google) son un ejemplo de lo que hay que evitar. Probablemente una de las acciones más caras de Wall Street hoy sea Facebook, valuada a 14 veces sus ventas. Netflix y Google por su parte, están valuadas a 7 veces sus ventas.

Hoy el S&P500 está valuado en promedio a dos veces ventas (Price-to-Sales en 2.02), lo cual lo pone ligeramente más caro que en el techo del año 2000:

Screen Shot 2017-12-25 at 4.43.23 PM

Una de las acciones emblemáticas de la era de las puntocom fue Sun Microsystems. En aquel entonces su acciones cotizaban a 10 veces ventas en el techo del año 2000 para luego caer un 92% hacia octubre de 2001. Hoy podemos ver que el número de empresas del S&P500 que ya cotizan a más de 10 veces ventas es preocupante:

10x_Sales

Definitivamente no es sencillo hoy el trabajo de selección de acciones. Pero sin dudas es importante saber qué cosas evitar. ¿Dónde buscar? Probablemente entre aquellos sectores o industrias que han quedado fuera de moda o que en este momento nadie está mirando. El sector commodities está muy barato cuando se lo compara con las acciones:

Equities_Commodities

¿Qué acciones podrían sacar provecho de una mejora en los precios de los commodities? Potash (POT: NYSE) podría sacar buen rédito de una mejora de los commodities agrícolas por citar un ejemplo.

Para los que quieran tener un plan de inversiones para el 2018 y saber qué acciones mineras tienen las perspectivas más atractivas, pueden dejarnos su email y nombre en este formulario y los contactaremos en breve.

#5. La revolución de los autos eléctricos. ¿Qué hacer?

Lo primero que hay que hacer es no comprar acciones de Tesla. Tesla es sin dudas una de las compañías más sobrevaluadas de la bolsa de los Estados Unidos. La razón es bastante simple: pierde cada vez más dinero, necesita cada vez más cash para seguir funcionando y nunca pudo cumplir con sus propias proyecciones. ¿Por qué sigue valiendo lo que vale? Porque abunda la liquidez y Elon Musk (su fundador) es uno de los mejores vendedores del mundo. Apenas culmine el artificio, se verá que el rey está desnudo.

Para decir más, no hay nada en especial que distinga a Tesla. El mercado ya comprendió que la dirección es hacia los autos eléctricos. Y grandes productores con gran experiencia se han volcado a esta carrera. ¿Entonces? ¿Es buena idea comprar algo relacionado con el litio?

Litio y cobalto componen el 20% de las baterías de los autos eléctricos. Ambos commodities han tenido una suba superior al 100% en el último año y medio. Pero, ¿de qué está hecho el 80% restante de las baterías? De níquel.

Hoy los autos eléctricos representan el 1% del parque automotor mundial y consumen el 3% de la oferta global del mundo. El resto de la matemática es muy sencilla. Si tenemos presente que países de Europa y Asia están imponiendo planes para limitar el consumo de combustibles fósiles, el consumo del níquel tiene mucho por crecer en un futuro no tan lejano.

#6. Uranio, el commodity más odiado.

En el año 2011, Japón sufrió el desastre nuclear de Fukushima. La opinión pública y las agencias de control se volvieron en contra de la energía nuclear y muchas plantas fueron sacadas de funcionamiento. Como resultado, en los 5 años siguientes, tanto el precio del uranio como las acciones de las empresas que lo producían fueron castigados sin clemencia:

Screen Shot 2017-12-25 at 9.15.45 PM

Sin embargo, tal como sabemos de la experiencia y de la historia, cada vez que hay una crisis, los seres humanos sobre reaccionamos: no algunas veces, no con frecuencia, sino siempre. Todo indica que tanto la retracción que tuvo la producción como la nueva demanda que se ha acumulado están comenzando a generar otro gran ciclo alcista en el uranio.

El 8 de noviembre Cameco cerró una planta que producía el 11% de la oferta mundial, siendo este el último cierre de una larga saga. Sin embargo, al mismo tiempo hay en construcción 60 reactores nucleares en 15 países distintos que estarán en funcionamiento a lo largo de los próximos 5 años.

Al ritmo que los gobiernos continúan comprometiéndose a reducir las emisiones de dióxido de carbono, la energía nuclear volverá a recuperar fuerza. Hoy representa el 11% de la producción mundial de energía y se espera que eso pase rápidamente al 15%. Como sucede naturalmente, al haber caído tanto el precio del uranio, prácticamente no ha habido exploración.

¿Qué hacer? Una alternativa es comprar un ETF que nuclea diferentes empresas del sector: Global X Uranium (URA: NYSE).

#7. Managed Futures, la alternativa más inteligente

¿Qué son los Managed Futures? Es una estrategia dentro del mundo de las llamadas Inversiones Alternativas en la que diferentes portfolio managers utilizan contratos futuros para implementar sus estrategias de inversión. Típicamente, estas estrategias siguen determinadas reglas que se siguen estrictamente. Para llegar a establecer un conjunto de reglas que ofrezca una estrategia rentable, se realizan muchas pruebas estadísticas en las que se utilizan técnicas de programación.

Una de las grandes ventajas de los Managed Futures es que son un "Asset Class" que tiene correlación negativa con los activos tradicionales y que por este motivo agrega dramáticamente a la eficiencia de un portafolio:

Updated-Efficient-Frontier_Dec-2013

La industria de los Managed Futures administra U$S 350.000 millones y ha tenido retornos que han superado cómodamente a los principales índices de acciones a lo largo del tiempo:

MF_DJI

Una de las grandes ventajas de las estrategias de Managed Futures es que pueden producir retornos tanto en contextos de mercados alcistas como de mercados bajistas. Pero hay un condimento que típicamente necesitan para que estas estrategias funcionen de la mejor manera: necesitan un nivel medio de volatilidad.

Lo interesante del actual contexto mundial es que estamos viendo los niveles más bajos de volatilidad desde 1930:

Low Vol 1930

Es por eso que Managed Futures tendrá sin dudas retornos por encima del promedio, apenas la volatilidad retorne a los mercados financieros. ¿Por qué? Porque cualquier movimiento de importancia en monedas, commodities, bonos y índices de acciones, será bien aprovechado por este tipo de estrategias.

Para los que quieran tener un plan de inversiones para el 2018 y saber qué acciones mineras tienen las perspectivas más atractivas, pueden dejarnos su email y nombre en este formulario y los contactaremos en breve.

Compartir esta nota en