“A Marzo”. Analisis de la canasta escolar al inicio del ciclo lectivo 2017


  • Conclusiones del Informe:
    – Si se consideran el total de gastos que debe afrontar una familia para iniciar el ciclo escolar en marzo de 2017, incluyendo en ello indumentaria escolar, cuotas y matriculas (en el caso de colegios privados) y textos escolares, el total alcanza los $10.761 por hijo o hija en la escuela primaria, y $13.565 por hijo o hija en escuela secundaria, en el caso de escuelas privadas. Asimismo, para las escuelas públicas se debe destinar $3.340 para el nivel primario y $4.555 para el nivel secundario.

– Con los costos totales mencionados de la canasta escolar completa, y a sabiendas de que la mitad de los trabajadores registrados se encuentra por debajo de ingresos netos por $14.402,73, estos trabajadores deberán destinar al menos entre 75% y 94% de su sueldo a la canasta escolar en caso de hijos en escuela privada y entre23% y 32% en caso de escuela pública. Si se considera el total de los trabajadores registrados, el promedio de sueldo neto asciende a $18.788,61, por lo que entonces el porcentaje a destinar resulta levemente menor: entre57% y 72% para el trabajadores registrado con hijos en escuela privada y entre 18% y 24% en el caso de que los hijos concurran a la escuela pública.

– Si se considera el promedio de los trabajadores afiliados a os gremios seleccionados (UOCRA, UPCN, Gastronómicos, Comercio, Gráficos y UOM) tienen que dedicar 1,15 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.

– Finalmente, si se considera el caso de un docente de nivel primario, en este caso con 10 años de antigüedad, según su salario tendrá que destinar 1,11 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, casi un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.

– En relación a la inflación, en el comparativo de la canasta sólo de útiles, el monto total para el nivel primario ascendía a $240,20 en 2016 y hoy alcanza los $ 387,05, es decir, un incremento del 61,14%. Cuando se compara el costo de la canasta sólo de útiles para el nivel secundario, se observa que para 2016 alcanzaba los $258,64, mientras que este año se necesitan $426,15 para la misma canasta, es decir, 64,77% más que el año anterior. Se ha percibido un sensible aumento de precios de los productos de la canasta en el último mes.

– Frente a estos aumentos, el incremento de la AUH en el año estuvo muy por debajo, alcanzando sólo el 29%. Si se consideran los hogares que perciben la AUH, teniendo en cuenta solamente para el costo de los útiles, las familias hoy pueden comprar un total de 3,21 canastas de útiles de nivel primario y un 2,92 canasta de útiles de nivel secundario, mientras que en el 2016 podía adquirir 4,02 canastas y 3,73 canastas, es decir, han perdido entre 19,95% y 21,72% de su poder adquisitivo.

– Asimismo, los libros aumentaron por encima de estos guarismos: el mismo libro para nivel primario que en 2016 se compraba por $243,00 hoy se adquiere $480,00, un incremento total de 98%. Algo similar sucede para el nivel secundario: el costo del mismo libro que se comercializaba a $191, asciende hoy a $383. Un incremento de 101%.

– Finalmente, cabe mencionar que a finales de la gestión anterior, en octubre y noviembre de 2015, se entregaron libros que permitieron reducir el gasto de la canasta escolar en muchos hogares. La entrega de libros representó un ahorro sobre la canasta de textos de 69% para la familia con hijos en edad de primer ciclo primario, 33% para las familias con hijos en edad de segundo ciclo primario y 15% para las familias con hijos en edad de nivel secundario. Para el presente ciclo, esta política tendrá menos impacto: los libros se repartirán sólo desde mayo próximo y sólo incluirán libros de texto para primaria y secundaria, pero no para secundarios ni libros de colecciones.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *