Atlas tiene el primer equipo de gamers de Latinoamérica

La transformación digital de las organizaciones avanza en todo sentido y en cada uno de los aspectos que forman parte de ella. Y al igual que ocurriera con el fútbol, allá por 1931 cuando se concretaron los pases pagos de Francisco Varallo a Boca y de Carlos Peucelle a River dando inicio a la profesionalización del deporte, Atlas, la otra pasión, sentó uno de los pilares centrales de los clubes digitales del futuro. Con el fichaje de Santiago Matalón, los Guerreros se convierten en ser el primer club de América Latina en contar con un equipo de gamers.

Los de General Rodríguez ya habían ungido días a tras a Francisco Márquez de la Serna como su primer Guerrero Digital, un joven de 28 años que se formó como Licenciado en Comercio Exterior, quien se sumó al capítulo abierto por River Plate con la incorporación de Franco Colagrossi como su representante en el fútbol virtual. El otro Guerrero Digital, denominación que le da Atlas a sus gamers, es Santiago, un joven de 17 años y estudiante de periodismo deportivo. Santiago es un verdadero millennial que juaga con consolas desde los seis años, y si bien nació en Buenos Aires, creció en la provincia de La Pampa mirando desde Santa Rosa cómo jugaba el equipo de Núñez, al que sigue desde siempre.

 

Griguol, Key Account Manager de Von der Heide, quien siguió el proceso de selección del eGamer, señaló que “Santiago fue desde el principio uno de los chicos más interesados en convertirse en un Guerrero Digital, y tiene todo el hambre, ganas y predisposición de alguien de su edad. Estudia y tuvo un muy buen desempeño en el panel de selección”.

“En la directiva de Atlas Digital coincidimos en que era importante tener dos gamers con vistas a los compromisos que se vienen, entre ellos, un importante desafío contra River Plate también en eSports, más allá de la fecha por la Copa Total Argentina”, señala Claudio Destéfano, director de Planeamiento Estratégico de Atlas, la otra pasión.

2017, Guerreros Digitales, Franco Colagrossi el primer Gamer de la Argentina (izquierda)
y Francisco Márquez de la Serna (derecha) junto a Claudio Destéfano (centro).

Ambos gamers tendrán su estadio propio y, mientras se definen algunos detalles importantes, en el Gaming Center de la consultora Practia ellos ya tienen las consolas, pantallas y joysticks preparados para que los Guerreros Digitales entrenen con miembros del Otro vestuario Digital. “Al igual que en cualquier disciplina, el entrenamiento y el conocimiento son clave para éxito y, en este caso, el trabajo basado en neurociencias podría hacer la diferencia en un campo en el inicio de su desarrollo”, explica Carlos Farfán, Director General de Practia en Argentina.

“Estamos trabajando para llevar la transformación digital también al espacio de los clubes de fútbol. Es posible que estos dos fichajes sean valorados con el tiempo, al igual que ocurre con los pases de Francisco Varallo, que pasó de Gimnasia a Boca y de Carlos Peucelle, por quien River pagó en 1931 $10.000 pesos de entonces. Esos pases marcaron una bisagra entre el mundo amateur y el profesionalismo”, señala Destéfano.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *