Opinarg

¡Bank Robber y Las Mujeres despide el 2017!


10 de noviembre de 2017

Click en la foto para ver galería

A solo meses de su debut como solista Bank Robber y Las Mujeres despide el año este Sábado 11 de Noviembre. Con un disco bajo el brazo titulado "Ramiro Jota Sessions", que despertó el interés de la prensa Argentina, reseñado por Clarín y Telám entre otros medios, ¡Bank Robber y Las Mujeres cierra este 2017 con un show en formato Sound System en On Fire Discos!

¡No te pierdas a Bank Robber y Las Mujeres, este sábado por la tarde!

Agenda:

Bank Robber y Las Mujeres
Sábado 11 de Noviembre, a partir de las 13 hs y hasta las 17 hs
en On Fire Discos (Av Santa Fe 1440, Capital Federal)

 

Vivir sólo cuesta guita / y ahí lo vi, un muerto en mi placard”, dice Bank Robber en “Chichen Itza”, la tercera canción de Ramiro Jota Sessions. La frase no solo mata dos pájaros de un tiro al referir a las dos bandas más grandes de la Argentina, Soda Stereo y Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, sino que además simboliza la esencia de su primer larga duración: ironía, guiños cómplices y una mirada mordaz de la realidad.

Bank Robber es el seudónimo de Roberto Agüero Cendak, pintor, poeta y músico nacido en Villa Domínico y cabeza del sello Turbocristo Records. Desde 2016 le dio rienda a su proyecto Bank Robber y Las Mujeres. Tras varios materiales en los que versionó a artistas disímiles como David Bowie, Iggy Pop, Eskorbuto y Todos Tus Muertos, ahora finalmente presenta su primer trabajo de canciones propias. Con la influencia del post-punk y la new wave, Ramiro Jota Sessions -nombre que hace alusión al productor del álbum- es un material en el que se despliega un compendio de reflexiones críticas sobre la realidad, presentadas con el disfraz del humor. “Es contradictorio / no comer carne y usar campera de cuero”, dice al comienzo del disco bajo un ritmo bailable. La expresión de Bank Robber es burlona y sarcástica, como bien demuestra “El baile de graduación alcohólica”, en el que indica con atino que, cuando se trata de la bebida etílica, no existe ninguna clase de grieta. El álbum continúa con “Café irlandés”, donde mirá más al synthwave ochentoso. Hay cierto toque kitch en las canciones, y el mejor ejemplo es “Los patitos no tienen la cabeza”, donde juega con el universo infantil.

“California clon” muestra su lado más punk, con una declaración de principios: “Vos sos las cuotas, dar a pagar / yo soy el alivio, disfrutar”. En “La garganta del diablo” también buscan definirse con humor (“Soy guaraní si hay ruda y caña”) y le hace un guiño a Joy Division y Sumo (“La felicidad no puede dividirnos / existe sólo cuando es compartida”). “Tu edad te dá clase, perfumada al azar”, dice en “La reina del glam”, otra vez siendo parte del juego de connotaciones, esta vez con el clásico “Mañanas campestres” de Arco Iris. El cierre llega con dos cóvers “Fragile” de Wire y “It’s not enough” de Johnny Thunders, demostrando que detrás del sarcasmo hay mucha música escuchada.

Compartir esta nota en