Opinarg

Charlize Theron reconoce haber sufrido depresión tras engordar 22 kilos para un papel


20 de abril de 2018

La actriz ha relacionado la aparición de esta enfermedad con el tener que comer día sí día también grandes cantidades de comida basura y refrescos azucarados

Click en la foto para ampliar

Es habitual que las exigencias del guión obliguen a los actores a variar su peso. Mario Casas es un claro ejemplo de ello, pues el actor ha pasado por los dos extremos: adelgazar 22 kilos para ponerse en el papel del fotógrafo de Mathausen y engordar de nuevo una barbaridad para dar vida a su personaje en La Piel del Lobo.

Recientemente, en el sector femenino, ha sido Charlize Theron la que tuvo que cambiar su figura para convertirse en Marlo, una madre de tres hijos y protagonista de su nuevo trabajo, Tully. “Quería sentir lo mismo que sentía esta mujer, y creo que fue la mejor manera de acercarme a ella y poder entender su estado mental”, relata Theron a Entertainment Tonight.

Quería sentir lo mismo que sentía esta mujer, y creo que fue la mejor manera de acercarme a ella y poder entender su estado mental”

Volver a su peso original, reconoce, no fue nada fácil. “Llegué a estar preocupada sobre si lograría volver a mi peso. Cuando engordé para la película Monster perdí el peso con mucha facilidad, solo tuve que dejar de picotear entre horas durante una semana y ya estaba. Pero claro, tu cuerpo no es igual con 27 que con 43”.

Pero esa no ha sido la cuestión del problema. Y es que la actriz reconoce que durante este proceso ha sufrido depresión, y lo ha relacionado con “la gran cantidad de comida basura que tenía que ingerir a todas horas”. “Ha sido toda una sorpresa para mí porque he estado bastante deprimida y creo que en gran parte era por la dieta que seguía. Por primera vez en mi vida he tomado mucha comida procesada y refrescos con azúcar”.

Theron ha reconocido que “las primera semanas era muy divertido porque te sientes como un niño en una tienda de golosinas. Después se convierte en un trabajo: “Recuerdo que ponía la alarma a las dos de la mañana para levantarme y tomarme un cuenco de macarrones con queso que había dejado en la mesilla al lado de la cama. No lo disfrutaba, era simplemente pasar comida por mi garganta”. Y ha sentenciado: “Mis hijos creían que estaba embarazada”.

Charlize Theron en Tully
Charlize Theron en Tully (Tully)

Ha sido toda una sorpresa para mí porque he estado bastante deprimida y creo que en gran parte era por la dieta que seguía”

Compartir esta nota en