Cómo hacer una crema facial casera con miel de abeja

 

 

La cera de abeja es una solución natural para el tratamiento de la piel, es hidratante,

antiinflamatorio, antioxidante, se utiliza para curar y blanquearla, además de aportarle

luminosidad. Luego de conocer sobre los beneficios de este ingrediente natural. ¡Manos a la

obra!

 

Crema facial casera:

¿Qué vas a necesitar?

2 cucharadas de cera de abejas rallada

Recipiente para microondas

1/3 taza de gel de aloe vera

1/4 taza de agua destilada

1 cucharadita de miel

3 cucharaditas de aceite de almendras o aceite de oliva virgen extra

1/3 cucharadita de lanolina

Licuadora

3 a 5 gotas de fragancia o aceite esencial

Frasco con tapa

 

PASO 1:

En un recipiente para microondas coloca 2 cucharadas de cera de abeja rallada a

temperatura media y durante 30 segundos, o hasta que se derrita. Cuando esto esté cumplido,

agregale 1/3 taza de gel de aloe vera y 1/4 taza de agua destilada.

 

PASO 2:

Añadir 1 cucharadita de miel, 3 cucharaditas de aceite de almendras o aceite de oliva

virgen extra y 1/3 cucharadita de lanolina. Mezcla uno a uno los ingredientes con intervalos de

30¨ en una licuadora segundos hasta que estén bien incorporados.

 

PASO 3:

Pasá la mezcla a un tazón y agregá de 3 a 5 gotitas de tu aceite esencial o fragancia

favorita. Llevá la crema casera que obtengas llevala a un tarro limpio y con una tapa con buen

cierre.

 

PASO 4:

Guardeá la crema en un lugar fresco y seco. Aplicá una capa fina del producto sobre tu

cara recién limpia en la mañana y antes de acostarte.

 

ATENCIÓN:

Generalmente es adecuado para todos los tipos de piel, si tenés piel sensible, proba primero el producto sólo en una zona de piel.

Si presenta enrojecimiento o irritación, suspendé el uso.

Revuelva la crema facial antes de cada uso.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *