Opinarg

Condenaron a Astiz y al "Tigre" Acosta a prisión perpetua


29 de noviembre de 2017

El Tribunal Oral Federal (TOF) 5 condenó este miércoles a prisión perpetua a los represores Alfredo Astiz y Jorge "Tigre" Acosta en la causa en la que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA durante la última dictadura militar.

Click en la foto para ampliar

La sentencia fue leída durante la audiencia de lectura de veredictos sobre el tercer tramo del juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en lo que fue la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Pasadas las 16, el presidente del TOF 5, Daniel Obligado, ordenó a los familiares de las víctimas guardar silencio para no tener que desalojar la sala. "Van a tener que controlar sus emociones", les dijo. 

Durante la audiencia de lectura de las condenas, el TOF 5 también condenó a prisión perpetua a Mario Arru, un ex piloto acusado de participar de los "vuelos de la muerte" desde los que muchos desaparecidos fueron arrojados al Río de la Plata. 

También fue condenado a prisión perpetua el ex prefecto Jorge Antonio Azic, apropiador de la nieta recuperada que en la actualidad de desempeña como diputada nacional Victoria Donda. 

Por otra parte, el tribunal absolvió al ex secretario de Hacienda de la dictadura Juan Alemann, uno de los acusados civiles que fue juzgado en la causa más abarcativa (por cantidad de imputados, victimas y hechos juzgados) de la historia de la justicia argentina. 

En este tramo del juicio están incluidos por primera vez los pilotos acusados de los llamados "vuelos de la muerte", el operativo de arrojar adormecidos al mar o al río de la Plata a prisioneros políticos para convertirlos en desaparecidos.

En el tercer tramo del juicio por delitos cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada están acusados 54 exmilitares por casi 800 crímenes de lesa humanidad ocurridos en la dictadura. 

Si bien está avanzada la instrucción a cargo del juez Sergio Torres del cuarto de los juicios, ésteconstituye una bisagra entre lo ya juzgado y las condenas aplicadas y el futuro de las causas por crímenes de lesa humanidad, que cobraron impulso a partir de la política de derechos humanos de los gobiernos kirchneristas.

El Tribunal Oral Federal 5 (TOF5) se pronuncia en el dilatado juicio, que incluyó a los llamados "vuelos de la muerte", un hito fundamental en la mecánica de muerte de los grupos de tareas que actuaron en la ESMA y que tuvieron como protagonistas a los ya condenados Jorge "El Tigre" Acosta y Alfredo Astiz, entre otros. Las audiencias en las que se investigan 789 hechos comenzaron el 28 de noviembre de 2012 y se extendieron por cinco años. 

Entre los represores se encuentran los acusados de tripular los aviones navales en los que las víctimas eran arrojadas adormecidas al mar y cronológicamente comprende el tramo que va desde 1979 a 1982, lapso de tiempo en el que funcionó activamente el Grupo de Tareas G.3.3.2.

De los seis pilotos llevados a juicio uno falleció durante el trámite del juicio, José Saint Georges; en tanto los restantes son Emir Sisul Hess, Ricardo Ormello, Mario Daniel Arrú, Alejandro Domingo Agostino y Julio Poch, quien fue denunciado por sus compañeros de una aerolínea holandesa ante quienes confesó detalles de los vuelos. 

Ésa fue la metodología aplicada sistemáticamente para deshacerse de los prisioneros en la ESMA, en su gran mayoría militantes de la izquierda peronista, en particular de la organización Montoneros, ERP, movimientos villeros y religiosos.

Entre ellos están la estudiante sueca Dagmar Hagelin, los sacerdotes Orlando Yorio y Francisco Jalics, y los diez que se conocen como "el grupo de la Santa Cruz", que incluye a las primeras Madres de Plaza de Mayo y las monjas francesas. 

En el alegato para demostrar la existencia de los "vuelos de la muerte", los fiscales Mercedes Soiza Reilly y Guillermo Freile reconstruyeron la existencia de un Comando de Operaciones Navales (COOP) al que las once fuerzas de tareas de todo el país requerían los aviones Skyvan, Eelectra, DC3 y helicopteros, desde los cuales los prisioneros eran arrojados adormecidos con el llamado "Pentonaval" al mar o al Río de Plata. 
El TOF 5 está integrado por los jueces Leopoldo Bruglia, Adriana Palliotti, Daniel Obligado y Pablo Bertuzzi.

Varios de los acusados ya fueron condenados en ESMA-2 y en el del Plan Sistemático de apropiación de criaturas nacidas en cautiverio.

Los 54 acusados son, además de Acosta y Astiz, Randolfo Agusti Scacchi, Juan Alemann, Juan Arturo Alomar, Paulino Oscar Altamira, y Mario Daniel Arru.

También Juan Antonio Azic, Daniel Humberto Baucero, Julio César Binotti, Carlos Octavio Capdevilla, Ricardo Miguel Cavallo, Miguel Enrique Clements, Daniel Néstor Cuomo y Rodolfo Cionchi.

La lista se completa con Juan de Dios Daer, Alejandro Domingo D'Agostino, Hugo Enrique Damario, Carlos Eduardo Daviou, Jorge Manuel Díaz Smith, Francisco Di Paola, Adolfo Miguel Donda, Juan Carlos Fotea, Rubén Oscar Franco, Miguel Ángel García Velasco, Pablo García Velasco, Alberto E. González, Orlando González, Ricardo Jorge Lynch Jones, Jorge Luis Magnacco, Roque Ángel Martello, Rogelio José Martínez Pizarro, Luis Ambrosio Navarro, Víctor Roberto Olivera, Rubén Ricardo Ormello, Eduardo Aroldo Otero, Mario Pablo Palet, Guillermo Pazos, Antonio Rosario Pereyra, Antonio Pernías, Claudio Orlando Pittana, Julio Alberto Poch, Héctor Francisco Polchi, Jorge Carlos Rádice, Francisco Lucio Rioja, Miguel Ángel Alberto Rodríguez, Juan Carlos Rolón, Néstor Omar Savio, Hugo Sifredi, Emir Sisul Hess, Carlos Guillermo Suárez Mason, Gonzalo Torres de Tolosa, Eugenio Vilardo y Ernesto F. Weber.

Compartir esta nota en