Opinarg

“Dylan, yo sí te creo”: Las mujeres de Hollywood contra Woody Allen


18 de enero de 2018

Numerosas actrices apoyan a la hija adoptiva del cineasta y renuncian a trabajar con él tras volver a salir a la luz las acusaciones de acoso

Cuatro años después de que Dylan Farrow acusara públicamente a su padre, Woody Allen, de haber abusado de ella cuando era niña, la ola contra el acoso sexual ha provocado que actores que han trabajado con el cineasta neoyorquino le den ahora la espalda y pocas voces han salido en su defensa. Lo cierto es que a raiz de unas declaraciones de Dylan en su primera entrevista televisiva, en las que se reafirma en las acusaciones contra el director neoyorquino, la imagen pública de Allen se está viendo cada vez más ensombrecida en Hollywood.

Cuando en 1992 la relación entre Mia Farrow y Woody Allen se rompió debido al romance del realizador, entonces de 56 años, con su hijastra Soon Yi, que tenía 21, las acusaciones de que había abusado sexualmente de su hija Dylan de 7 años, se perdieron en el caos. Pero Ronan Farrow, el único hijo biológico de Allen y Farrow, siguió atacando a su padre durante años, impidiendo así que el tema se olvidara totalmente. Y fue él quien se dedicó a investigar los trapos sucios de Hollywood cuando trabajaba para la revista The New Yorker, donde publicó un artículo en octubre pasado en el que se hacía eco de las denuncias de varias mujeres contra el todopoderoso productor Harvey Weinstein.

Mia Farrow y su hija Dylan en una imagen de 2016
Mia Farrow y su hija Dylan en una imagen de 2016 (Neilson Barnard / AFP)

Así se inició un movimiento que amenaza con derribar a muchos nombres conocidos de Hollywood y que ha provocado un drástico cambio de mentalidad en la meca del cine, donde, según se ha ido desvelando en los últimos meses, los casos de acoso y abuso sexuales eran algo habitual que la mayoría sabía pero pocos se atrevieron a denunciar. Además cuantos más casos nuevos se conocían, más antiguos y silenciados en otras épocas salían a la luz, entre ellos el de Woody Allen, que había sido denunciado públicamente por su hija, ya adulta, en 2014, pero los hechos ya habían prescrito. 

Sin embargo, Dylan Farrow no ha cejado en su empeño y ha aprovechado la nueva mentalidad de Hollywood para lanzar nuevos mensajes desde su Twitter: “A pesar de mis acusaciones creíbles, Woody Allen ha sido habilitado, elogiado y apoyado mientras que muchos en Hollywood me ignoran, no me creen y me critican”. 

Ophra Winfrey ha sido la encargada de lanzar la voz unánime contra el director. La popular presentadora y actriz ha liderado una mesa para analizar el futuro del movimiento Time’s up (movimiento contra el acoso sexual creado por centenares de actrices y productoras de Hollywood) y al preguntar si se había acabado el tiempo de Allen en Hollywood, la actriz Natalie Portman fue la encargada de sentenciarlo: “Yo te creo, Dylan”. El resto –entre ellas Reese Witherspoon, Shonda Rhimes, Nina Shaw, America Ferrera o Tracey Ellis Ross– asintieron al unísono.

Timothee Chalamet ha decidido donar su salario en la última película de Allen al fondo Time's up
Timothee Chalamet ha decidido donar su salario en la última película de Allen al fondo Time's up (Richard Shotwell / AP)

Las críticas contra el realizador de Manhattan comenzaron a arreciar hace unos días. La actriz británica Rebeca Hall, que se hizo conocida por su papel en “Vicky Cristina Barcelona” (2008), fue una d elas primeras en ponerse públicamente en contra del director, con el que acaba de rodar “A Rainy Day in New York”. 

Aunque solo rodó un día y su salario no era muy grande, decidió donarlo al fondo de defensa legal Time is Up. “Mis acciones han hecho sentirse a otra mujer silenciada y ninguneada. Lo siento profundamente. Lamento mucho esta decisión y no la repetiría a día de hoy”, dijo Hall en referencia a Dylan. A continuación fue el protagonista del filme, el joven actor Thimotée Chalamet el que anunció que donaba el salario recibido por su participación en el filme de Allen, para ayudar a “acabar con la injusticia, la desigualdad y, sobre todo, el silencio”. 

La actriz Rebecca hall ha trabajado dos veces con Woody Allen
La actriz Rebecca hall ha trabajado dos veces con Woody Allen (Domenico Stinellis / AP)

Mientras que Selena Gómez, otra de las actrices participantes en el filme, no ha donado su salario, pero ha hecho una “donación significativa” para “Time is Up”, que “excede largamente su sueldo” en la película de Woody Allen. Además, hace apenas una semana la actriz y directora Greta Gerwig afirmó que se arrepiente de haber actuado en una de las películas de Woody Allen, “To Rome with Love” (”A Roma con amor”, 2012). Pocas voces se han manifestado a favor del premiado cineasta, uno de los nombres más respetados artísticamente en la industria del cine. Uno de ellos, Alec Baldwin, que ha trabajado tres veces con el director y que ha dicho que “renunciar” a Woody Allen es “injusto y triste”.

El cineasta Woody Allen, en la cuerda floja en Hollywood
El cineasta Woody Allen, en la cuerda floja en Hollywood (Eric Gaillard / Reuters)

Unas palabras que en pocas horas se han visto enterradas por las duras declaraciones de Dylan a la CBS, que este jueves se emitirán íntegramente, pero de la que se han avanzado frases como esta: “¿Por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentir una especie de indignación por haber sido ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?”.

Dylan que ahora tiene 32 años, considera importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”. “Todo lo que puedo hacer -ha agregado es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme”.

¿Por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida?

Dylan Farrow

Hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow

Compartir esta nota en