El Mercado Central pierde su función social?

El Mercado Central tiene una función social: proveer bienes básicos a precios accesibles. Pero los pequeños comerciantes que realizan esta venta comunitaria sufren aumentos arbitrarios de los cánones que pagan para trabajar ahí. Mientras las autoridades del Mercado les admiten que van a priorizar la rentabilidad por sobre la finalidad social, ellos ven peligrar su trabajo en una situación que se parece, cada vez más, a una expulsión de facto. Mirá su historia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *