El Ministerio de Defensa envía un Hércules y ayuda humanitaria a las zonas afectas por el alud en Perú

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, informa que un avión hércules C-130 partió este mediodía hacia Perú, para brindar ayuda humanitaria en las zonas afectadas por el alud sucedido la semana pasada en el país vecino.

La aeronave de la Fuerza Aérea, que realizó su despegue desde la base aérea del Palomar junto a su tripulación, tendrán la tarea de sumarse al puente aéreo entre Lima y las zonas anegadas, para realizar evacuaciones, transporte de personas afectas o materiales hacia las zonas de difícil acceso terrestre.

“Queremos ser solidarios con nuestros hermanos peruanos que están pasando por un mal momento, mi presencia acá es por la importancia que le damos a esta misión, queremos aportar con el profesionalismo de la Fuerza Aérea, nuestras dotaciones, lo mejor que se pueda en esta emergencia”, expresó Martínez, quien se encontró presente en los preparativos de la misión.

 Además, la dotación llevará consigo una carga de bienes donados por Cancillería, entre ellos frazadas, pastillas potabilizadoras y otros bienes primordiales para asistir en la emergencia.

Martínez, también destacó el trabajo en grupo con los países de la región que se encuentra en el lugar: “Hay dotaciones de Hércules de Chile y Brasil que van a trabajar en equipo con las nuestras también y con las de Perú, así que se espera trabajar en equipo en beneficio de la gente que está sufriendo”, finalizó el titular del Ministerio de Defensa.

Por su parte, el jefe de cancillería de la Embajada de Perú, Javier Augusto Shaw expreso: “queremos transmitir el más profundo agradecimiento de nuestro gobierno y del pueblo peruano este valioso gesto de Argentina”, y agregó: “esto va a ser una gran contribución para fortalecer el puente aéreo que se está estableciendo con las diferentes zonas afectadas y es parte de la cooperación que existe entre dos países hermanos”, concluyó.

Las victimas del alud en Perú ascienden a 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos y unos 100.000 damnificados, mientras que la comunicación por vía terrestre entre el norte y el centro del país presenta grandes dificultades, debido al colapso de puentes en la extensión de los caminos que conectan las zonas afectadas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *