Opinarg

El Nación suspendió los préstamos para la prefinanciación de exportaciones


19 de septiembre de 2019

Esta vez no lo hizo con una circular oficial, sino con llamados telefónicos a los gerentes.

Click en la foto para ampliar

Continúan las dificultades en el Banco Nación por problemas de rentabilidad. Luego de una auditoría reprobada el viernes pasado por los números en rojo y graves fallas en los controles cruzados, este miércoles los gerentes de la entidad recibieron órdenes de suspender momentáneamente la prefinanciación de operaciones de comercio exterior.

 

LPO pudo saber que, a diferencia de las veces que se operaron suspensiones transitorias de descuento de cheques para recalcular las tasas de interés, esta vez el Banco Nación lo hizo con llamados telefónicos y no con una circular. Al parecer, la orden de Javier González Fraga es no dar la indicación por escrito.

 

La orden llegó el mismo día en que trascendió que en Casa Rosada estudian un DNU para que el Banco Nación le preste 200 millones de dólares a Aerolíneas Argentinas para cancelar la deuda que tomó para la compra de la nueva flota de Embraer.

La suspensión del fondeo a las operaciones de comercio exterior se contradice en la práctica con la resolución del Banco Central de obligar a los exportadores a liquidar las exportaciones a más tardar en los quince días posteriores al embarque de la mercadería. Sin prefinanciación, se caerían operaciones de comercio exterior ya acordadas.

 

Así lo consignó el diario La Nación respecto de la primera exportación de chía a la India que tuvo que ser frenada por la imposibilidad para cumplir con la normativa del Banco Central.

 

"Paramos el embarque porque no tenemos la plata para liquidar de forma anticipada", dijo Gabriel Duranti, cofundador de DMC Agroindustrial, la empresa que iba a convertirse en la primera en realizar la exportación.

 

"Si yo exporto 100.000 dólares en dos contenedores, independientemente de si haya cobrado el pago, tengo que liquidar a los pocos días. Es algo que es imposible para las pymes, porque nadie tiene esa cantidad de dólares durmiendo", aseguró Duranti.

 

Lo absurdo es que en momentos en los que las reservas internacionales son escasas y el gobierno necesita incrementar la oferta de dólares -y por eso el Banco Central se puso tan exigente con los exportadores-, el principal banco público suspenda esta línea de crédito. Sin ventas al extranjero, menos divisas pueden entrar al país.

 

A la vez, como explicó el economista y profesor de la USAL Héctor Rubini, el Gobierno tiene un compromiso con el FMI para la meta de septiembre de mejorar la situación financiera del Banco Nación reduciendo su apalancamiento y morosidad. Su último resultado operativo mostró  pérdidas por casi $3.000 millones

Compartir esta nota en