Opinarg

En su segundo día en Israel, Fernández participó del foro del Holocausto y mantuvo contactos con Francia y EEUU


23 de enero de 2020

Fuentes de Cancillería confirmaron a Ámbito que no habrá reunión con el jefe de Estado de la Federación Rusa. Este viernes tiene en agenda encuentros con el presidente y el primer ministro de Israel, Reuven Rivlin y Benjamin Netanyahu, respectivamente.

El presidente Alberto Fernández participó este jueves en la ciudad de Jerusalén del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo, junto a 40 líderes mundiales. El mandatario tenía agendada una reunión con su par, Vladimir Putin que debió suspenderse por la llegada tarde del ruso.

 

Fernández mantuvo breves contactos con el mandatario francés, Emmanuel Macron; el videpresidente de EEUU, Mike Pence, con el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y con el rey Guillermo de Holanda.

 

 

El encuentro, en coincidencia con el aniversario número 75 de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, se llevó a cabo en el emblemático museo de Yad Vashem, donde se emplaza el principal monumento erigido por Israel en memoria de las víctimas de la Shoah (Holocausto).

 

Allí, las personalidades invitadas, entre ellos Fernández, colocaron una corona de flores al pie del Monumento al Levantamiento del Gueto de Varsovia, creado por el célebre escultor judío, Nathan Rappaport.

 

Los principales oradores del foro fueron MacronPutin; el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence; el príncipe Carlos de Inglaterra; y el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, cada uno de ellos en representación de los países que tuvieron un rol clave en la Segunda Guerra Mundial.

 

 

Además de esos discursos, durante el evento hablaron sobrevivientes de los campos de concentración, se emitieron videos alusivos a la lucha contra el antisemitismo y hubo números musicales.

 

Por último, los participantes levantaron un grito para que la palabra "nunca más" no sea solo un eslogan sino "una orden para actuar" en contra del nuevo antisemitismo que amenaza a las sociedades del mundo.

 

 

Acompañado por la primera dama Fabiola Yañez, Fernández también pudo saludar a Putin, aunque la reunión que tenían prevista con su par ruso al final se canceló debido a que el titular del Kremlin arribó tarde al evento.

 

A su vez, el mandatario argentino aprovechó para saludar al vice presidente estadounidense, quien no había asistido a la cena previa que había ofrecido el anfitrión Rivlin para los líderes mundiales.

 

Este viernes, la agenda de Fernández en Israel continuará con reuniones con Rivlin y con el primer ministro del país anfitrión, Benjamin Netanyahu, respectivamente.

 

En tanto, en su primer día en Jerusalén, había dialogado con el presidente italiano, Sergio Mattarella, con quien volverá a verse la semana que viene en Roma, adonde el mandatario argentino viajará para reunirse con el papa Francisco.

 

Fernández emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25.

 

El primer mandatario pasará apenas unos días en Buenos Aires ya que, la próxima semana, viajará al Vaticano, por lo que Cristina Kirchner volverá a quedar a cargo de la Presidencia durante esos días.

El mandatario tiene previsto viajar a Francia el 5 de febrero para reunirse con Macron, en el marco de una gira que comenzará el 31 de enero en el Vaticano con un encuentro con el papa Francisco, seguirá en Italia el 3 de febrero con una reunión en Roma con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el 4 de febrero con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en Madrid.

En el entorno del jefe de Estado analizaron al viaje como trascendental y con la mira puesta en la renegociación de la deuda, ya que Israel es uno de los mayores aliados de los Estados Unidos en el tablero mundial.

 

En tanto, emprenderá su regreso mañana y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25 de enero.

El primer mandatario pasará apenas unos días en Buenos Aires ya que, la próxima semana, viajará al Vaticano para encontrarse con el Papa Francisco, el viernes 31 de enero, por lo que Cristina Fernández de Kirchner volverá a quedar a cargo de la Presidencia durante esos días.

Fernández tiene previsto partir hacia Roma el miércoles 29 de enero, 48 horas antes del encuentro privado que mantendrá con el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico, con vista al Patio de San Dámaso, el primero entre ellos desde que el Presidente asumió al frente de la Casa Rosada.

Luego continuará su gira por Europa con encuentros con sus pares de Italia, Sergio Mattarella; de España, Pedro Sánchez; y de Francia, Emmanuel Macron.

Compartir esta nota en