Opinarg

Enríquez participó del 24º Encuentro Nacional de la Asociación de Mujeres Jueces de la Argentina


01 de diciembre de 2017

El Subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Enríquez participó este jueves, donde abordó el tema de la violencia de género

Click en la foto para ver galería

“No podemos quedarnos cruzados de brazos, hay que actuar a través de políticas activas muy enérgicas, con eje en la prevención”

El Subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Enríquez participó este jueves del 24º Encuentro Nacional de la Asociación de Mujeres Jueces de la Argentina, donde abordó el tema de la violencia de género: “En nuestro país se produce un femicidio cada 35 horas, entre enero y octubre de este año se registraron 245 casos, de los cuales solo 60 mujeres habían denunciado al agresor. Ningún esfuerzo será demasiado para combatir este grave flagelo. Lo primordial es concientizar y hacer visibles las conductas violentas en todas sus formas. Pero mientras se realiza esa tarea fundamental, no podemos quedarnos cruzados de brazos. Hay que actuar a través de políticas activas muy enérgicas, con eje en la prevención”.

En tal sentido, Enríquez se refirió al Programa denominado “Sistema de Supervisión, Monitoreo y Seguimiento de Personas en conflicto con la ley”, que se desarrolla en el ámbito de la Subsecretaría a su cargo: “Los dispositivos electrónicos constituyen una herramienta efectiva para la protección de las víctimas, dado que posibilitan el monitoreo en tiempo real de quien es víctima de agresiones y del presunto agresor desde el Centro de Monitoreo”.

El Subsecretario de Justicia agregó: “Los dispositivos electrónicos consisten en una tobillera/transmisor que informa los movimientos del presunto agresor y un rastreador que determina la ubicación geográfica mediante un GPS. La víctima recibe también un rastreador con GPS que incorpora un botón de pánico. Todo ello permite advertir si el presunto agresor se acerca a la víctima transgrediendo el perímetro de restricción. En la actualidad la Ciudad cuenta con 16 dispositivos instalados para supuestos de violencia de género y uno de arresto domiciliario”.

La violencia de género requiere de acciones concretas y de la implementación de medidas a mediano y corto plazo. Los dispositivos electrónicos constituyen una herramienta efectiva para la protección de las víctimas, en tanto posibilitan el monitoreo en tiempo real de la persona víctima de las agresiones y del presunto agresor.

Enríquez consideró que “la tecnología facilita enormemente el cumplimiento de las órdenes de restricción y, de esa manera, es un factor que contribuye de modo significativo a la prevención de la violencia de género. No es la panacea, pero disminuye los riesgos. Todos debemos comprometernos a que este tipo de afrentas a la dignidad humana sea desterrado. Estamos avanzando en medidas concretas. Por cierto, el camino a recorrer será muy largo”.

Compartir esta nota en