Opinarg

Inmigración: Fin de la tregua entre Trump y Silicon Valley


31 de enero de 2017

Click en la foto para ampliar

  • Los principales líderes tecnológicos de Silicon Valley criticaron duramente las decisiones del presidente de EEUU, Donald Trump, que prohibió el ingreso al país a inmigrantes de siete países mayoritariamente musulmanes.


El disentimiento empezó a llegar desde los jefes del Silicon Valley mientras la medida de la prohibición, emitida a última hora del viernes por la tarde, se hizo evidente. Los ejecutivos de Google, Facebook, Apple, Lyft y Uber expresaron diversos grados de disgusto, mientas llegaban informes que indicaban que refugiados de zonas de guerra fueron detenidos en aeropuertos estadounidenses. La Justicia federal emitió el sábado una resolución de emergencia que protege a los refugiados y otros inmigrantes atrapados en los aeropuertos estadounidenses de ser enviados de regreso a sus países. Sin embargo, la orden judicial no les concedió entrada ni abordó la constitucionalidad de la directiva de Trump.

?Es doloroso ver el costo personal de esta orden ejecutiva en nuestros colegas?, dijo el CEO de Google, Sunar Pichai, en un memorándum obtenido por Bloomberg News. La prohibición de viajes atrapó a unos 187 trabajadores de la compañía que proceden de los países apuntados. ?Siempre hemos hecho pública nuestra opinión sobre temas de inmigración y continuaremos haciéndolo?, agregó Pichai.

Por su parte, el CEO de Apple, Tim Cook, también escribió un memorando a sus empleados que la empresa fundada por Steve Jobs ? hijo de inmigrantes de Siria, uno de los países afectados- ?no existiría sin la inmigración y mucho menos prosperaría e innovaría de la manera que lo hacemos?. El memo fue escrito en desde Washington, donde Cook se reunió con legisladores y altos allegados a Trump. El CEO de Apple dijo que algunos de los empleados de los fabricantes de iPhone estaban ?directamente afectados? por la prohibición. Cook escribió que los equipos de recursos humanos, legales y de seguridad de Apple estaban haciendo lo que podían por ellos, y que la compañía ya se ha acercado a la Casa Blanca para registrar sus objeciones.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, utilizó la red social para opinar que los Estados Unidos deben centrar sus medidas de seguridad en ?personas que en realidad representan una amenaza. Extender el enfoque de la aplicación de la ley más allá de las personas que son amenazas reales haría a todos los estadounidenses menos seguros mediante la desviación de recursos, mientras que millones de indocumentados que no representan una amenaza vivirán con miedo a la deportación?. Zuckerberg señaló su familia y la de su Esposa, Priscilla, llegaron a EEUU como refugiados.

A su vez, el CEO de Netflix, Reed Hastings utilizó Twitter para decir que las acciones de Trump están perjudicando a los empleados de Netflix en todo el mundo, y son tan poco estadounidenses que nos duele a todos y peor aún, estas acciones harán que Estados Unidos sea menos seguro (a través del odio y la pérdida de aliados) en lugar de ser más seguros.

  • Las críticas de los líderes tecnológicos marcaron la primera ruptura significativa entre el mundo corporativo y Trump desde que su victoria calmó lo que había sido aparentemente una oposición casi uniforme a su candidatura de Silicon Valley y otros líderes empresariales.

Compartir esta nota en