La Brasería apuesta a los postres

Una carta de postre pensada para golosos es lo que ofrece La Brasería para el final de un almuerzo o cena en la esquina de Quesada y Arribeños. Con opciones clásicas y postres especiales de elaboración propia pensados en espacial para compartir, esta parrilla porteña incita a reservarse un lugar para el dulce.

Los postres especiales merecen un párrafo aparte por ser propuestas contundentes y por estar diseñadas, en su mayoría, para compartir.  En un plato y con más de una cuchara, se sirve Mongo Cookie, una galleta gigante de oreo rellena con helado de crema para compartir bañada en salsa de dulce de leche, o su esponjosa, blanda y muy húmeda Chocotorta que también se ofrece con helado para ser degustada entre dos. Para los más osados y también para más de un comensal, sobresalen otros dos postes. Uno de ellos es Oreo bites, unos buñuelos con masa de panque que al cocerse logran una temperatura cálida y suave en el interior y una textura crocante en el exterior, se sirven junto a una crema de dulce de leche fría. El segundo es Churros Manola, caseros, preparados en el momento y servidos con salsa de dulce de leche caliente.

Y para los amantes de sabores clásicos, son un imán elaboraciones caseras como Budín de Pan, Flan Casero o Panqueques de liviana masa relleno de dulce de leche, con azúcar quemada y salsa de chocolate, entre otros, como la Ensalada de Fruta, que va variando según la fruta de estación.

 

La Brasería

Quesada 1701, Núñez

Horarios: Martes a domingos de 12 a 15 y de 20 a 00.15 hs

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *