Opinarg

Lavagna, en ACDE: "La economía y las inversiones no van a crecer sin la locomotora del consumo"


08 de junio de 2018

El exministro de Economía, Roberto Lavagna, advirtió este jueves sobre las dificultades de la economía para crecer y resolver la pobreza sin el impulso del consumo y los salarios

Click en la foto para ver galería

Fue durante el XXI Encuentro Anual de ACDE junto al exministro de Finanzas, Alfonso Prat Gay, y el obispo auxiliar de Buenos Aires, Gustavo Carrara.

"No creo que haya crecimiento sin reconocer cuál es la locomotora del proceso de crecimiento, que es el consumo", dijo Lavagna en un panel sobre "grieta y pobreza" frente a un auditorio de 300 personas.

Durante la actividad en el Sheraton de Retiro, Carrara sostuvo que “la grieta de la pobreza es mas honda que la ideológica o la política. El rechazo al pobre es un desafío de la democracia. Cuando se levantan muros, crecen las grietas”. 

“Vivo hace 10 años en la 11-14, conozco la realidad  de la violencia, del narcotráfico que le gana al estado, pero también veo innumerables ejemplos de bondad y hermandad donde los pobres se hacen cargo de hermanos más pobres”, amplió el obispo en el evento convocado bajo la consigna “Hacia una Argentina Integrada y Plural” .

Asimismo, destacó que “es importante rescatar estos ejemplos de organización. Los pobres no solo dan que pensar, los pobres piensan. Los pobres no solo padecen injusticias, sino que se organizan y luchan para sacar sus familias adelante y eso merece nuestro respeto”. 

“Las voces de las periferias también tienen que ser escuchadas. En la Argentina tenemos una deuda desde años y no es económica, es una deuda social. Detrás de las estadísticas, hay rostros y hay sufrimiento. La deuda social genera grandes daños”, continuó.

Para Carrara, “cada ser humano tiene que vivir con dignidad. Hay que proteger a los más frágiles frente a los modelos exitistas que no encuentran sentido en invertir para que los más débiles tengan más oportunidades”. 

Desde su visión, “estamos hablando de poner en el centro de la discusión la dignidad humana para que el bien común sea la prioridad. La gente florece a través del trabajo, es la clave. Hay que garantizar las condiciones dignas de los trabajadores”.

Y completó: “El asistencialismo socioeconomico está confundido con clientelismo en los medios. No hay camino alternativo ante la situación argentina que no incluya al asistencialismo. No podemos resolver la deuda fiscal a cuestas de la deuda social”.

Por su parte, el ex Ministro de Economía de la Nación, Roberto Lavagna, aportó que “la pobreza es un componente fundamental de la grieta. Pesa de manera sustancial, aunque no es lo único. Existen factores culturales, éticos y educativos… tenemos por delante como tarea central empezar a resolver esa brecha en su concepto más abarcativo”.

“Desde la óptica económica, hay que volver a crecer. Hace muchos años que no se crece. Cuando toma desde 2011 hasta ahora, el crecimiento per cápita es casi cero. Los últimos años, desde 2012 en adelante, nos dan una evolución per cápita negativa. En estas condiciones, hacer frente a la pobreza es prácticamente imposible”, sentenció.

El ex funcionario admitió que “la profundidad de la brecha es muy grande”, por lo que “el país tiene que encontrar la manera de hacer arrancar la economía”. “En ese contexto, será posible librar una batalla contra la pobreza. No creo que haya crecimiento sin reconocer cuál es la locomotora del proceso de crecimiento, que es el consumo", aseguró.

En ese sentido, advirtió que "no hay forma de arrancar solo con inversiones. Las inversiones vienen donde hay consumo o donde se puede generar rentabilidad”. "Cuando uno baja el salario y el tipo de cambio, la economía no puede crecer", sostuvo.  

"La inversión va a venir donde haya demanda. Y las exportaciones vendrán donde hay inversiones y mejora de productividad. Todo esto con una enorme reforma en términos de trabajo en la Argentina. Algunos sectores tienen un régimen avanzado, pero los que entran en eso son alrededor de 9 millones de personas. El 59% de los argentinos que están en condiciones de trabajar, no trabajan porque el país no crece y por las dificultades del mercado laboral”, subrayó.

La directora del Observatorio de Derechos Humanos de la Nación, Norma Morandini, llamo a “hablar de lo que importa, no de lo que interesa”. “La democracia es el sistema de las palabras, entonces definamos las palabra brecha y grieta. La brecha es social. La grieta es ideológica", amplió.

Morandini consideró que “debemos tener una Argentina  con pluralidad de interpretación y de visiones dentro de lo que es la ley de la democracia”, al tiempo que indicó que “pobreza y democracia son conceptos que se tienen que desvincular, solo con democracia vamos a poner solución a los problemas que nos increpan fuertemente”.

“Hemos fracasado todos, no hay ningún sector que se pueda resguardar y esto implica que todos nos debemos sentir interpelados por la búsqueda de la solución”, sentenció.

Por último, el ex Ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Alfonso Prat-Gay, señaló que “la grieta es la pelea política que excede lo ideológico, que es uno de los problemas a resolver”. “La grieta y la pobreza podría decir que casi se retroalimentan”, afirmó.

“La pregunta que hay que hacerse es qué fracaso. Y fracasó la política en un sentido amplio, en ponerse de acuerdo para organizar los recursos disponibles y que se distribuyan de la mejor forma posible. Si hay argentinos sin poder comer, la explicación hay que buscarla en la forma en que nos organizamos”, sentenció.

El ex funcionario consideró que “más que grieta, estamos ante una fractura social”, por cuanto “hay muchos de los considerados pobres son de una tercera generación”. “No podemos dejar de lado esta exclusión social, ya que influenció en el debate ideológico. La grieta política es la que impide llegar a los acuerdos de largo plazo, que son la llave para empezar a resolver los problemas”.

Al respecto, Prat Gay señaló que "el ocaso de los gobiernos empieza en el momento que, en vez de extenderle la mano al opositor, me voy cerrando porque me creo dueño de la verdad". 

“La sociedad está fracturada entre la parte que tiene un trabajo digno y otra fracción que no tiene ese trabajo digno, que no tuvo educación ni puede acceder a ese empleo. Está el que quiere progresar y el que hace lo posible para sobrevivir”, amplió.

Prat Gay señaló que “una sociedad que tiene que aprender y que fracasa en su intento de hacerlo”, debe reflexionar sobre “lo importante que es la conversación”. “Se dice acuerdo sin asimilar lo que implica la palabra acordar. Ser honesto, no prejuzgar y escuchar. Si nos concentramos en esas tres premisas, podemos hacer maravillas”, cerró.

De la actividad participan políticos, funcionarios y empresarios destacados. Santiago del Sel, presidente del encuentro, inauguró el evento que por la tarde reunió al diputado nacional de Cambiemos Eduardo Amadeo  y el exdiputado provincial y dirigente del Movimiento Evita Fernando Navarro.

El panel de cierre del encuentro será encabezado por el presidente provisional del Senado Federico Pinedo, el senador nacional del PJ Miguel Angel Pichetto.  

Compartir esta nota en