Opinarg

LG combinó arte con récord Guinness


03 de julio de 2017

Click en la foto para ampliar
La tecnología ha calado tan hondo en la vida cotidiana de las personas que incluso los artistas la han incorporado a sus obras. Las instalaciones con luces, sensores, simuladores y proyecciones ya no son poco convencionales en las principales ciudades del mundo.

Sin embargo, en este siglo en el que ?ya está todo inventado?, los artistas contemporáneos se ven obligados a alcanzar un nivel superior de creatividad, desafiando la imaginación de sus espectadores.

En este sentido, y al combinar su capacidad de expresión de emociones y causas sociales junto con la usabilidad de la tecnología, muchos de los referentes del arte interdisciplinario han creado obras con electrodomésticos.

Sí, electrodomésticos. Si ya en 1917 era impresionable el urinario de Marcel Duchamp o la lata de sopa de Andy Warhol, el siglo XXI y sus innovadores creativos han extendido la lista de elementos cotidianos aplicados en instalaciones artísticas, utilizando lavarropas, heladeras, aspiradoras y lámparas de luz para crear sus piezas.

Un ejemplo es el trabajo realizado por el canadiense Serge Belo y el colectivo coreano Everyware, quienes configuraron un mosaico de 115 metros cuadraron utilizando únicamente lamparitas encendidas. ¿Cuántas precisaron? 18.072, colocadas y adaptadas con filtros de color una por una en sólo 48 horas. Gracias a esta obra, los artistas lograron un record Guinness por la imagen realizada con lamparitas más grande de la historia.