Opinarg

MARIA EUGENIA VIDAL, VÍCTIMA DE SU PROPIO ÉXITO


11 de noviembre de 2017

COLUMNA DE OPINIÓN DE OCTAVIO CIARAVINO

Click en la foto para ampliar

El resultado de la disputa por la coparticipación y el fondo del conurbano para la provincia de Buenos Aires podría terminar con un tremendo revés para la gobernadora. Paradójicamente el éxito obtenido en las recientes elecciones legislativas coloca a la gobernadora en posición de mártir frente a las necesidades del gobierno nacional de compensar a los demás gobernadores y redirigir el gasto público a distritos donde la elección fue mala para Cambiemos.
Este es uno de los posibles cursos de acción que se barajan en la mesa chica del presidente, compuesta por Lopetegui, Quintana y Peña.


El conflicto político judicial desencadenado por los reclamos de la gobernadora para la actualización del fondo del conurbano y la restitución del 15% de la coparticipación se va transformando en una suerte de “prenda de negociación” entre el gobierno nacional y los demás gobernadores para poder cerrar la reforma fiscal.  La lógica de uno de los miembros de la mesa chica presidencial es implacable: si Vidal ya obtuvo resultados electorales fue por el apoyo de Nación en los primeros dos años,  ahora tiene que gestionar con lo que hay porque es necesario bancar en otros distritos. Las opciones de la gobernadora son pocas: un fallo de la corte que actualice el Fondo del Conurbano o que restituya los 15 puntos de la coparticipación que se derivan a ANSES y 1,9 que se derivan a AFIP.  Pero la foto de la semana pasada de la gobernadora en el despacho de Lorenzetti prepara una impugnación total del alto tribunal por parte de los demás gobernadores que son parte en el litigio judicial. Lo cierto que la buena imagen de Vidal, tierna y complaciente con los intendentes,  podría empezar a desdibujarse cuando la restricción presupuestaria la lleve a recortar partidas. Otra posibilidad es un nuevo techo de endeudamiento provincial que necesita de la aprobación de la cámara de diputados y algún tipo de aval de Nación.  Puede que algo se obtenga de ahí pero no alcanzaría a cubrir las expectativas presupuestarias.  
La corte tiene que fallar por este caso tal como lo hiciera  con la restitución del 15% a las Provincias de San Luis, Córdoba y Santa Fe que fueron las primeras denunciantes. Luego Cristina antes de terminar el mandato, amplió esta restitución a todas las provincias, decisión que fue revertida por Macri apenas asumió, aduciendo que generaría un desequilibrio insostenible en el presupuesto para la seguridad social.
Vidal se jugó al todo o nada cuando le exigió al presidente la restitución de los fondos y además presento el caso ante la corte.  Desde la mesa chica nacional sienten la necesidad de sofrenar estos ímpetus y de satisfacer otras necesidades presupuestarias,  el monto reclamado por la Provincia a Nación asciende a $50 mil millones en concepto de deuda acumulada más intereses. Para varios miembros de la mesa chica esa plata ya tiene otro destino.

Octavio Ciaravino, especial OPINARG

Compartir esta nota en