Opinarg

Paro docente: 3,7 millones de estudiantes sin clases


07 de marzo de 2019

Gremios de profesores exigen un alza en las reumuneraciones, en un conflicto que podría transformarse en un serio problema para el gobierno del Presidente Mauricio Macri, quien busca su reelección en los comicios de octubre.

Click en la foto para ampliar

Molestia e incertidumbre es lo que predomina en los diferentes chat escolares en Argentina. Y es que en el marco de un paro docente de 48 horas por falta de acuerdo salarial, el 57% de los estudiantes argentinos no pisarán hoy sus salas de clases como estaba estipulado. Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, insisten que debido a los problemas económicos y la elevada inflación (47% en 2018 según el Indec), el valor de la remuneración promedio que está en los 20.500 pesos argentinos bruto ($331.869) se les derrumbó.

No es primera vez que los argentinos inician el año escolar con problemas. En 2018 la provincia de Buenos Aires perdió más de un mes de clases. Así, en lugares como Córdoba, el paro se da por cuarto período consecutivo. Esto ha provocado un creciente dolor de cabeza al gobierno de Mauricio Macri, quien espera ser reelecto en las elecciones de octubre.

De acuerdo con cifras recabadas por el diario Clarín, 3.772.775 estudiantes se quedarán en sus casas esta semana, porque a la medida de los profesores se suma el paro de 24 horas convocado en todo el país por el Día de la Mujer para el 8M. Quienes sí asistirán a sus respectivos establecimientos suman 2.848.658, es decir un 43% del total. Este último grupo corresponde a los menores que acuden a escuelas que pertenecen a alguna de las seis provincias que consiguieron concretar acuerdos paritarios: Chubut, Mendoza, Misiones, Neuquén, Tucumán y Santiago del Estero.

En Argentina la igualdad salarial docente se negocia por provincia, porque la educación depende de los gobiernos regionales. Así, son 18 las jurisdicciones que durante las próximas jornadas elevarán la tensión en busca de nuevas negociaciones independientes. El problema que acusan los gremios se centra en que el salario les quedó por debajo de la canasta de consumo. Hasta enero, una familia argentina necesitaba unos 26.442 pesos argentinos ($428.055) para acceder al conjunto de producto de primera necesidad  y no caer por debajo de la línea de la pobreza.

Compartir esta nota en