Pintan dos corazones azules por la seguridad vial

Enviamos gacetilla sobre actividad realizada el pasado martes en el marco de la campaña Corazones Azules Argentina. En la misma se pintaron dos corazones azules frente a la Catedral de la ciudad de La Plata, lugar donde fallecieran Eugenia Sánchez y Lucas Giannobile.

Les agradecemos la difusión que le puedan dar a la campaña desde vuestro medio. Para más información, dejamos el número de TE de Pedro Perrotta: 221-618-1496.

Se adjuntan fotos. Muchas gracias por su solidaridad.

Pintan dos corazones azules por la seguridad vial

El pasado martes 11 de abril se pintaron dos corazones azules en la ciudad de La Plata, en el lugar donde falleciera Eugenia Sánchez y Lucas Giannobile el 9 de octubre del 2016, víctimas de un accidente de tránsito. La jornada se realizó en 14 entre 51 y 53, frente a la Catedral de la ciudad de La Plata.

La pintada se realizó a las 18 horas y mientras una autobomba de los Bomberos de la provincia de Buenos Aires y una ambulancia de UDEC hacían sonar sus sirenas, familiares y amigos de las víctimas recordaban a sus seres queridos.

El presidente de la Ong, Pedro Perrotta, aseguró que el objetivo de Corazones Azules Argentina es el de “sensibilizar, concientizar para vivir”. “Nuestra organización llegó al país hace pocos meses; nos dedicamos a la educación y a la prevención vial”.

Perrotta destacó que La Plata “tiene grandes problemas en materia de tránsito” remarcando que “es la ciudad con mayor cantidad de muertes por accidentes en relación a sus habitantes” con un promedio en el 2016 de “más de 10 muertos por mes”.

“En La Plata se maneja muy mal, esto se desnuda en las causas que producen los accidentes”, explicó Perrotta y precisó que “el 70% de ellos ocurren por negligencia y el 30% porque hay un Estado que no controla”.

Además agregó que “los accidentes de tránsito no solo dejan muertes, también dejan lesiones graves en los sobrevivientes porque el 60% de los discapacitados deben su afección a un siniestro vial”.

“Muchos de esos accidentes se podrían evitar no solo mejorando la conducta de quienes conducen y de los peatones, sino también si desde el Estado existieran estadísticas que permitan, por ejemplo, la detección de puntos de conflicto en áreas de mayor concentración de accidentes y así planificar medidas para paliar la situación” manifestó el titular de la Ong.

Para Perrotta, es “prioridad generar una nueva cultura vial en la vía pública, y para que esto suceda se debe encarar el tema desde dos puntales: el educativo, tomando como base a la educación vial en los niveles iniciales del sistema educativo (preescolar-jardín-primaria-secundaria); y en la formación vial de conductores, peatones y usuarios” finalizó.

La jornada fue acompañada por los Bomberos de la Provincia de Buenos Aires; UDEC; y representantes de Amnistía Internacional Fundación Proyecto Vida y Personal de Control Urbano de la Municipalidad de La Plata.

Acerca de Corazones Azules:

Corazones Azules nació en Ecuador en el año 2004, como una iniciativa del Coronel Juan Zapata luego de haber vivido una experiencia personal en la cual dos niños murieron a raíz de que un auto a alta velocidad los atropello mientras él viajaba a una localidad ecuatoriana.

A partir de ese hecho trágico, decide unificar su especialidad como ingeniero de tránsito con una campaña “para evitar que tanta gente muera de una manera tan irresponsable”. Nace así Corazones Azules.

¿El porqué de su nombre?, “Cuando una persona muere en un accidente de tránsito, por lo general producto de una muerte violenta, se produce un corte instantáneo de la circulación y oxigeno de la sangre y el corazón se torna azulado”. Los resultados obtenidos en Ecuador, motivaron a otros países a adoptar la iniciativa. Así fue que Perú, Panamá, Chile, Costa Rica, Uruguay, Brasil y España se sumaron a la misma.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *