Opinarg

¿POR QUÉ EN ARGENTINA LOS NIÑOS PROTAGONIZAN ACCIDENTES VIALES EN MOTO?


16 de agosto de 2018

La conducción segura de moto, también un pendiente en el traslado de menores

Click en la foto para ampliar

 Ante el desconocimiento sobre conducción segura de motos, especialmente en relación al traslado de menores en motovehículos, ATM -la primera compañía exclusiva de seguros de motos del mundo y la principal de Argentina-, refuerza su compromiso en el marco del Día del Niño con esta sensible temática social.

 

En los últimos años, ATM viene trabajando para concientizar sobre las medidas de seguridad vial en conducción segura de motos, visibilizando las conductas irresponsables por parte de los padres, respecto al traslado de niños.

 

En nuestro país, por diversas variables como la falta de acceso a una red de transporte público ágil, el desconocimiento de la ley y la falta de percepción por parte de los padres del riesgo que corre un niño trasladado en una moto, esta situación es corriente.

 

Los reportes dan cuenta que los padres creen tener la capacidad para controlar la situación, implementando una cantidad de medidas ad hoc pensando que así reducen los riesgos, como la ubicación del menor en la moto, la sujeción del niño o la velocidad de circulación.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños tienen mayores probabilidades que los adultos de sufrir consecuencias severas en un siniestro vial porque su cerebro y cráneo son más vulnerables al no haber alcanzado la maduración completa. 

 

En Argentina, de acuerdo con lo informado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte de la Nación, en 2017 fallecieron 5.420 personas como consecuencia de los siniestros viales, de los cuales 324 –el 6%- fueron niños entre 0 y 14 años. 

 

Si bien en la Argentina la ley nacional de tránsito no establece la edad mínima para circular en moto con acompañantes menores. Las restricciones que existen, en determinadas ciudades del país difieren entre sí, siendo 6, 8, 10 o 12 años lo estipulado de acuerdo a la reglamentación local. 

 

Aún con el casco puesto, el traslado de menores en moto refleja una problemática que se profundiza hacia las zonas más periféricas de las ciudades principales, donde este hábito se acentúa, con ausencias de controles y de campañas que concienticen al respecto.

 

Así, los niños constituyen una población vulnerable frente a la siniestralidad vial, tanto por sus características físicas como por los niveles de desprotección con los que son trasladados. 

 

Como parte de su trabajo y compromiso respecto de la seguridad vial, ATM comparte en este Día del Niño una recomendación “es imperativo que los adultos responsables, sean conscientes del riesgo que implica trasladarse en moto con menores”.

 

El aporte de ATM Compañía de Seguros es proponer la inclusión de este tema en agenda en un debate actualizado, como consecuencia del desarrollo del parque de motovehículos, los cambios del conductor de acuerdo a las tendencias actuales, y la necesidad de contar con una normativa a nivel nacional.

 

Compartir esta nota en