Opinarg

Retención cero - Analisis de la actividad minera


17 de diciembre de 2016

Click en la foto para ampliar
La propuesta de modificación del Impuesto a las Ganancias -con media sanción en Diputados- incorporó la reposición de los derechos a la exportación de la actividad minera. En línea con recientes menciones sobre las dificultades para la llegada de inversiones, sectores vinculados al oficialismo cuestionaron la ?inseguridad jurídica? que conlleva esta decisión.

Un análisis de la cuestión permite concluir que:

Los datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial del Ministerio de Trabajo, entre enero de 2009 y noviembre 2015 muestran que se incorporaron 17.862 trabajadores nuevos en el sector explotación de minas y canteras (con retenciones vigentes). No obstante, a partir de noviembre de 2015 y hasta septiembre de 2016 fueron expulsados 5.599 trabajadores de esos 17 mil que se habían generado durante el kirchnerismo. La serie desestacionalizada computa casi idéntico número.
La rama de actividad Minas y Canteras, sin embargo, incluye sectores que exceden la actividad minera propiamente dicha. Un análisis pormenorizado permite distinguir tres rubros dentro de esta actividad: extracción de carbón y lignito, extracción de turba, extracción de crudo y gas natural y actividades de servicios relacionadas con la extracción de petróleo y gas, excepto las actividades de prospección (no incluye refinación), extracción de minerales metalíferos y explotación de otras minas y canteras. Aunque no están disponibles los datos, el portal chequeado.com ha tenido acceso a los mismos. Se informa allí que, del Observatorio del Empleo del Ministerio de Trabajo, ?surge una diferencia en el sector minero de marzo de 2016 -cuando comenzó a estar vigente el fin de las retenciones- a septiembre de 2016 de -0,3% (-35 empleos)?. Es decir, la actividad ?acotada? a la minería no generó nuevos puestos de trabajo a pesar del beneficio de la quita de retenciones.
El sector prometió a través de una solicitada incorporar 40.000 trabajadores a la actividad. Sin embargo, eso significaría modificar el comportamiento histórico de la actividad, que no representó en 20 años más de 0,2% del empleo nacional, alcanzando con esa promesa el 0,8% (de 1,10% a 1,91% sería el salto tomando el conjunto de la Rama Minas y Canteras).
La producción del sector minero ?ajustado? (extracción de minerales metalíferos y explotación de minas y canteras n.c.p.) es decreciente desde noviembre de 2015. Según INDEC, el volumen físico de producción aumentó entre el segundo trimestre de 2013 y el segundo trimestre de 2014 en 6,77%; entre el segundo trimestre de 2014 y el segundo trimestre de 2015 en 13,22%; pero entre el segundo trimestre de 2015 y el segundo trimestre de 2016 se redujo 5,82%.
En cambio, la incidencia de los precios fue de 58% para el periodo que corre desde el segundo trimestre de 2015 al segundo trimestre de 2016. Es decir, fue en definitiva el precio quien generó el beneficio para las mineras ya que no hubo aumento en la producción.
Los trabajadores del sector también se han visto afectados en el último año. La comparación interanual de salarios de junio 2016 arroja en 31% de aumento (el promedio de las variaciones salariales de enero 2016 a junio 2016 indica el mismo valor), lo que implica que, considerando la inflación del periodo (46,9% según CABA), la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de la actividad minera se redujo un 10,81%.
Asimismo, teniendo en cuenta los datos de producción y precios mencionados, las empresas se apropiaron del 17% de la participación de los trabajadores en la actividad.

Compartir esta nota en