River quedó a un paso de la clasificación

River le ganó 2-0 ayer a Guaraní, en Paraguay por los octavos de final de la Copa Libertadores, con un gol del debutante Nacho Scocco y otro de Marcelo Larrondo, en un partido que se calentó desde afuera por los conflictos y las chicanas entre los dirigentes de ambos equipos.

El Millonario no jugó un gran partido, aunque tuvo apariciones individuales que complicaron a los paraguayos. Jorge Moreira se destacó por el ida y vuelta durante todo el partido y hasta tuvo chances de convertir, pero su velocidad le jugó en contra y no contó con la frialdad necesaria dentro del área. Javier Pinola, el otro debutante, estuvo firme en la defensa y siempre intentó salir jugando por abajo.

El equipo argentino no sufrió demasiado y cuando lo hizo, Augusto Batalla respondió bien y tapó varios mano a mano; Nacho Fernández también salvó a River, de cabeza, en la línea del arco y evitó lo que hubiese sido el empate, cuando el partido iba 1-0.

Fernández y Ariel Rojas no estuvieron en su mejor nivel, tampoco Gonzalo Martínez, quien apenas se destacó por su velocidad en un par de jugadas. Lucas Alario estuvo irreconocible, le llegó muy poco la pelota, pero las pocas que le llegaron, no las aprovechó.

A pesar de esto, los dirigidos por Marcelo Gallardo vencieron al rival y lo hicieron merecidamente. Los goles de Sebastián Driussi no se extrañaron, ya que Scocco abrió el marcador con un tiro libre que se desvió y dejó descolocado al arquero y Larrondo la metió de cabeza, tras un tiro libre del Pity Martinez.

Con esta victoria los de Núñez ganaron todos los partidos de visitante que disputaron en esta Libertadores. La vuelta se jugará el 8 de agosto, casi un mes pasará entre cada partido. El Millonario clasificará a la próxima ronda si gana, empata o hasta si cae por 1-0. En caso de perder 2-0 irán a penales.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *