Opinarg

"Roma"hace historia como la primera obra en español que aspira al Oscar como mejor película


22 de enero de 2019

La película de Alfonso Cuarón opta a diez estatuillas, entre ellas a mejor director

Click en la foto para ampliar

Roma, de Alfonso Cuarón, ha hecho ya historia en los Oscar antes de que se concedan los premios más importantes del cine. Y es que la carta de amor de Alfonso Cuarón a su infancia y a la niñera que lo crió ha seducido a los miembros de la Academia de Hollywood, que le han otorgado diez nominaciones, entre ellas a la de mejor película. Un hecho histórico, ya que hasta ahora ninguna obra hablada en español había conseguido colarse en la categoría reina. También ha hecho historia la debutante Yalitza Aparicio, que trabaja de docente y encarna a Cleo en este film bellamente rodado en blanco y negro por el cineasta mexicano. Aparicio, de 25 años, luchará por la dorada estatuilla junto a Glenn Close (La buena esposa), Lady Gaga (Ha nacido una estrella), Olivia Colman (La favorita) y Melissa McCarthy (Can You Ever Forgive Me?). Asimismo, el filme de la plataforma Netflix se disputará con la polaca Cold War, la japonesa Un asunto de familia, la libanesa Cafarnaúm y la alemana La sombra del pasado el galardón a la mejor película de habla no inglesa.

La favorita, la comedia negra de Yorgos Lanthimos sobre los entresijos en la corte de la reina Ana de Inglaterra en los albores del siglo XVIII también ha conquistado a los votantes y ha recogido otras diez menciones, entre ellas mejor película, director, guión original y su elenco de brillantes actrices, entre las que se encuentran Rachel Weisz y Emma Stone, que optan al Oscar como actrices de reparto junto a Regina King (El blues de Beale Street), Amy Adams (El vicio del poder) y Marina de Tavira (Roma).

Black Panther

El anuncio de los nominados en las 24 categorías ha contado con los actores Kumail Nanjiani (La gran enfermedad del amor) y Tracee Ellis Ross -hija de Diana Rosso- como presentadores y se ha podido seguir, como en anteriores ocasiones, a través de Internet. Los miembros de la Academia, unos 9.000, tuvieron desde el 7 de enero (un día después de conocerse el resultado de los Globos de Oro, en los que Green Book fue la obra más premiada) hasta el 14 de enero (tras la gala de los Critic’s Choice, donde triunfó Roma) para emitir sus votos

 


 

La 91ª edición de la ceremonia de los Oscar tendrá lugar el 24 de febrero en el Teatro Dolby de Hollywood y no contempla presentador oficial ni se le espera, después de que el cómico Kevin Hart renunciase dos días después de aceptar el cargo tras la polémica por la aparición de unos antiguos tuits homófobos.

La última ceremonia organizada sin presentador fue en 1989 y queda en la memoria de Hollywood como una de las más vergonzosas de la historia debido a la penosa actuación de apertura protagonizada por Rob Lowe y Blancanieves. Las dos últimas ediciones fueron presentadas por el comediante Jimmy Kimmel y la Academia de Hollywood opta ahora como apuesta más segura la de repartir la tarea de anfitrión entre varios actores, probablemente los que se meten en la piel de Los Vengadores de Marvel, según The Hollywood Reporter, un atractivo que ayudaría a recuperar una audiencia que va cayendo gala tras gala. La de 2018 fue seguida solo por 26,5 millones de espectadores. De momento, las negociaciones están abiertas.

Compartir esta nota en