Semana de la lactancia materna

Este 2017 se celebra el 25º aniversario de la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) que busca desencadenar la acción conjunta necesaria por la lactancia materna. La protección, promoción y apoyo de la lactancia materna son los tres pilares fundamentales para incrementar y consolidar las tasas de lactancia materna, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados.

La lactancia materna contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030. La evidencia científica muestra claramente que la lactancia puede jugar un papel clave ayudando tanto a la salud de la diada madre-bebé como al enfrentamiento de las enfermedades no transmisibles. Así mismo, la lactancia materna es un escudo frente a problemas de nutrición, educación y pobreza, y ayuda al crecimiento económico inclusivo y a la reducción de las desigualdades.

La SMLM ofrece una oportunidad para diseñar y definir mejor nuestro rol, tanto colectivo como individual. Es una oportunidad para que todo el mundo genere acciones específicas. Por ello es tan importante, que nuestras colaboraciones y asociaciones están libres de conflicto de interés, porque de lo contrario no podremos asegurar que las madres reciban el apoyo que realmente necesitan.

El tema de la SMLM 2017 se relaciona con la creación de alianzas necesarias para lograr el Objetivo 17 de los ODS: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Hablamos entonces, de priorizar el fortalecimiento de la acción conjunta con los gobiernos. Hablamos de alianzas sin la participación de las corporaciones de alimentos infantiles porque es legítimo que las corporaciones tengan intereses privados de ganancia; para ello fueron creadas. Pero toca al Estado, sus instituciones y ONGs defender el interés público y el derecho a amamantar, con políticas y programas bien estructurados, eficientes y adecuadamente financiados y evaluados. Hablamos de alianzas que priorizan la acción conjunta con los movimientos sociales, organizaciones y grupos, academia y otros que luchan por el bien común. Hablamos de alianzas que vigilarán activamente que las corporaciones de alimentos infantiles nunca antepongan sus intereses a la salud y bienestar de la población. Cada alianza debe tener claras salvaguardas para prevenir y evitar posibles

CONSTRUYENDO ALIANZAS PARA conflictos de interés. PROTEGER LA LACTANCIA MATERNA: POR EL BIEN COMÚN, SIN CONFLICTOS DE INTERÉS. LA LACTANCIA MATERNA ES RESPONSABILIDAD DE LAS INSTITUCIONES Y PERSONAS.

La lactancia materna no es un asunto solo de la madre. Es responsabilidad de toda la sociedad. Deben abrirse oportunidades reales para que todas las madres puedan amamantar. Esto requiere que los distintos sectores asuman sus responsabilidades: los gobiernos, sistemas de salud, empresas, familias y comunidades. Por ello es tan importante que avancemos con políticas y programas eficaces que conjuguen el esfuerzo colectivo y faciliten la lactancia materna.

La lactancia materna es uno de los medios más eficaces y menos costosos para asegurar que madres y sus niños y niñas pequeñas alcancen el nivel de salud “más alto alcanzable”. Cuando las madres amamantan, los beneficios más allá, hacia las familias, comunidades y países, en el corto, mediano y largo plazo.

La eliminación de las barreras que enfrentan las madres requiere que todos y todos comprendamos la importancia de la lactancia materna y trabajemos hacia culturas de protección y apoyo donde amamantar sea norma. Debemos conjugar esfuerzos para proteger los derechos de las madres a amamantar y los derechos de los niños y niñas a recibir lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y alimentación complementaria adecuada mientras se continúa la lactancia materna durante 2 años o más.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *