Opinarg

Trump desmintió haber dicho "países de mierda" al hablar de Haití y África


12 de enero de 2018

El presidente de Estados Unidos admitió haber usado "lenguaje áspero" en una reunión sobre inmigración pero no la frase que se le adjudicó; "tengo una relación fantástica con los haitianos", tuiteó

Click en la foto para ampliar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump , dijo hoy a través de Twitter que nunca dijo algo "despectivo" sobre Haití, en medio de una controversia después de que trascendiera que durante una reunión sobre inmigración en la Casa Blanca el mandatario estadounidense se refirió a esa nación y otras en África como "países de mierda".

"El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue áspero, pero éstas no fueron las palabras usadas. Lo que fue realmente áspero fue la extravagante propuesta hecha ¡Un gran revés para el DACA!", escribió Trump esta mañana.

 

El mandatario respondió así luego de una ola de críticas por los comentarios, hechos presuntamente el miércoles durante una reunión en la Casa Blanca. Tanto la Casa Blanca como los legisladores republicanos que participaron en la reunión se han abstenido de negar que Trump haya usado esas palabras.

Tres personas consultadas sobre la conversación dijeron que Trump cuestionó por qué Estados Unidos debería aceptar más inmigrantes de Haití y de "países de mierda" en África y no de lugares como Noruega. Las personas no estaban autorizadas a describir la conversación y hablaron con la condición de no ser identificadas, según la agencia AP, que dio a conocer la historia.

De acuerdo con las personas al tanto de la conversación, durante la misma reunión Trump rechazó un acuerdo bipartidista sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). El DACA fue promulgado durante el gobierno del presidente Barack Obama y suspendió temporalmente la deportación de unos 800.000 jóvenes inmigrantes que llegaron al país siendo niños, traídos por sus familiares, y que ahora viven en Estados Unidos sin autorización legal.

La despectiva descripción de Trump de todo un continente sorprendió a los legisladores que asistieron a la reunión e inmediatamente revivió las acusaciones de que el presidente es racista. La Casa Blanca no negó el comentario de Trump, pero emitió un comunicado en el que afirmó que el presidente apoya las políticas de inmigración que acogen a "aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad".

Compartir esta nota en