Opinarg

Una multitud en defensa de la universidad pública


30 de agosto de 2018

Profesores, estudiantes, investigadores, autoridades académicas y no docentes, acompañados por representantes de otros gremios y dirigentes políticos, se movilizaron en contra de del recorte presupuestario y salarial en las universidades. Reclamaron más fondos para la enseñanza superior y se solidarizaron con los otros trabajadores que sufren el ajuste.

Click en la foto para ampliar

"Ni la tormenta perfecta ni el presidente imperfecto nos van a frenar", aseguró bajo la intensa lluvia uno de los miles de docentes apostado frente al Congreso junto a otros miles de estudiantes, investigadores, autoridades académicas, representantes gremiales y trabajadores no docentes de las 57 universidades públicas, que se preparaban para marchar rumbo a la Casa Rosada en defensa de la educación pública. "Todos los niveles educativos estamos acá apoyando a las universitarios para que quien habita en la Casa Rosada sepa que la prioridad de la comunidad educativa y de cada familia es la educación", sentenció el secretario general de UTE, Eduardo Lóppez, y en la marcha ya eran miles. 

La marcha convocada por las estudiantes, docentes y trabajadores no docentes de las 57 casas de estudios de todo el país fue creciendo al calor de la intransigencia del Gobierno en la voz del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien tras cuatro semanas de conflicto continúa negando la reducción presupuestaria para las casas de altos estudios y ofreciendo un 15 por ciento de aumento salarial en la paritaria docente. "Es una marcha contundente. Este Gobierno va a tener dificultades para poder avanzar sobre la educación pública, porque esto va más allá de un tema salarial", sostuvo el secretario general de Conadu, Carlos de Feo, en diálogo con C5N. 

El titular de Conadu sostuvo que "aunque el Gobierno trate de reducir el conflicto a un reclamo salarial, esto se trata de algo superior, que tiene que ver con la baja del presupuesto, y estas miles de personas están demostrando que no están dispuestos a que siga sucediendo". El ministro Finocchiaro también redujo el reclamo a cuestiones partidarias en una de sus explicaciones para camuflar el pedido de la comunidad educativa y aseguró que sólo se trataba de una "alianza kirchnerotroskista".

"Estamos acá a pesar del clima inclemente. Estamos reclamando porque la situación en la universidad es desastrosa al igual que en la ciencia", denunció un docente de la Facultad de Exactas de la UBA empapado, a pesar de estar bajo un paraguas. "El ataque no sorprende, el ataque es a la ciencia y a la universidad, es a la producción de conocimiento", lamentó el docente integrante del  Sindicato de Trabajadores Docentes de La UBA.

La movilización comenzó poco después de las 18 desde el Congreso hacia la Casa Rosada, donde el Gabinete presidencial continuaba asimilando el impacto de la nueva corrida del dólar, mientras que los docentes advertían que esa corrida también impactará sobre las investigaciones universitarias. "Lo que está en peligro es la educación pública en todos sus niveles y el Gobierno lo que ha hecho es mentir. Pero el macrismo se ha metido con un símbolo que es la educación pública", valoró la titular de CTERA, Sonia Aleso. Y los paraguas seguían llenado la Plaza de Mayo, la lluvia mermaba y hasta se veía un arco iris sobre la Pirámide de Mayo.  

 

Compartir esta nota en