Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

10 años después: la vuelta de Marcela Gómez al atletismo


23 de enero de 2021

Compartir esta nota en

Después de una década separada del atletismo, la maratonista volvió de la mejor manera posible: logró la marca mínima y clasificó a los Juegos Olímpicos.

Marcela Gómez conoció el atletismo a los 13 años, en el colegio. Logró el campeonato provincial y participó en competencias nacionales, pero al finalizar el secundario se despidió de la competencia. Luego de una década de tener el atletismo como una recreación, volvió a competir oficialmente y se ganó un lugar en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Cuando terminó el colegio “me dediqué a estudiar, a trabajar. Pero yo siempre digo que correr siempre estuvo en mi vida, porque cuando yo estaba estudiando y llegaba la época de exámenes finales, correr 30 minutos para mí era el mejor remedio para relajarme", cuenta.

Conoció a su marido en una carrera a la que Gómez fue para acompañar a sus amigos. Ella llevaba tiempo sin tomarse el atletismo como algo profesional, sino más una afición. "Mi marido es el responsable de que yo volviera al deporte diez años después de haberlo dejado. Yo no entrenaba, corría porque me gustaba, trotaba, digamos, no corría. Y él sí. Pero él siempre vio como un talento en mí".

"Hasta que en tanta insistencia de él le dije un día bueno, voy a intentar", recuerda Marcela Gómez.

Así, en 2012 paró de trabajar y decidió centrarse "por unos meses" en entrenar y en descubrir si era posible. Al principio comenzó en pruebas de fondo y medios maratones, pero en 2018 decidió aumentar la distancia a maratón (42.195 km).

"Yo debuté en el maratón de Río de Janeiro en 2018, que no la preparamos mucho. Ajustamos un poco el entrenamiento y entramos en esa maratón como un test para ver si yo conseguía sobrevivir a la distancia. Sobreviví, y a la semana había perdido las uñas del pie y todo por correr sin preparación", rememora Gómez.

Pero finalmente llegaría el Maratón de Sevilla, donde tuvo sus más y sus menos: al principio se veía fuera del ritmo para conseguir la marca, y después, en el kilómetro 37, sufrió una dolencia estomacal, pero superó todo para conseguir su mayor hito deportivo.

De aquel primer maratón al de Sevilla, solo pasaron tres pruebas en esta distancia. De hecho, cuando salieron las bases de Tokio para las mínimas, su mejor marca era un 2:42. En su última maratón antes de Sevilla marcó un tiempo de 2:34, en el Campeonato Sudamericano. Necesitaba 2:29:30 para clasificar.

"Es increíble esa sensación de decir 'yo conseguí lo que muchos sueñan en conseguir, que es la marca mínima Olímpica", sentencia. El rápido ascenso de Marcela Gómez fue indiscutible. El maratón estaba hecho para ella.

Y, aunque toda esta carrera deportiva la haya forjado en Brasil, lo único que tenía claro Gómez es que representaría a su nación, Argentina, en el mayor escenario deportivo mundial.

Compartir esta nota en