Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Alemania da marcha atrás con la cuarentena y Merkel se hace responsable


25 de marzo de 2021

Compartir esta nota en

La Canciller había anunciado un confinamiento para Semana Santa pero suspendió todo y admitió haber cometido un error.

A solo un día de haber anunciado nuevas restricciones producto de la alarmante cifra de contagios de coronavirus de los últimos días, la canciller alemana Angela Merkel dio marcha atrás con los nuevos recortes a la circulación social, dijo haber cometido “un error” y pidió “perdón” a la sociedad.

"Un error debe llamarse error y, sobre todo, debe corregirse y, si es posible, a tiempo. Sé que esta propuesta ha causado una incertidumbre adicional, lo lamento profundamente y por ello pido el perdón de todos los ciudadanos", dijo en un discurso tras una nueva reunión de urgencia con los líderes de los estados regionales, ante las numerosas críticas a sus anuncios de ayer.

De esta manera, quedó atrás la idea de recortar la circulación social por cinco días durante Semana Santa, y los oficios religiosos podrán realizarse de manera presencial y no por videoconferencia.

Lo mismo ocurrirá con las ventas, dado que los cierres de comercios no esenciales también quedaron suspendidos. Todo había sido pensado "con las mejores intenciones" para "desacelerar y revertir la tercera la de la pandemia", dijo Merkel. Pero "no se puede hacer en un lapso corto de tiempo", admitió.

En su mensaje, la canciller se hizo cargo de la decisión. "Éste error es sólo mío", señaló y pidió " perdón a las ciudadanas y ciudadanos". Pero lo cierto es que todos los dispositivos de cierre habían sido consensuados con los 16 estados regionales. Inclusive por parte de los jefes de gobierno que luego criticaron el endurecimiento de las medidas de restricción.

A propósito, el ministro del Interior conservador de Baviera, Horst Seehofer, dijo que estaba "asombrado de que, de todos los partidos cuyo nombre tienen una C [de cristiano] sugieran que las iglesias se abstengan de celebrar servicios, especialmente en Semana Santa".

Las principales críticas a las concentraciones públicas provinieron de la oposición y los comerciantes que debían bajar sus persianas. En su nuevo mensaje, la canciller se mostró convencida de que "el virus perderá todo su horror lentamente pero con seguridad". No obstante, advirtió de que el camino es "duro y largo".

También quedaron suspendidas las limitaciones al comercio minorista, los museos y los centros deportivos. Los colegios, por el contrario, siguen operativos aunque con serias restricciones.

Compartir esta nota en