Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

La ley alemana que puede ser un espejo para Argentina


30 de abril de 2021

Compartir esta nota en

Alberto Fernández anunció la presentación en el Congreso de un proyecto que lo faculte a tomar medidas ante los aumentos de casos, algo similar a lo que realizó Angela Merkel en Alemania.

El último decreto firmado por Alberto Fernández que estableció una serie de restricciones a la circulación y al comercio en el Área Metropolitana de Buenos Aires y cuyo principal punto de conflicto fue establecer las clases virtuales para todos los niveles educativos, generó una seguidilla de discusiones judiciales con amparos, apelaciones y presentaciones ante la Corte Suprema, cuestionando la constitucionalidad de las medidas.

Para evitar una nueva ola de judicializaciones sobre el nuevo DNU, el Presidente anunció que enviará al Congreso un proyecto que lo faculte a él, y a los gobernadores, “a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”. Algo que ya hizo Angela Merkel, en Alemania, luego de que algunos estados federados se negaran a tomar medidas a pesar del aumento de casos.

El llamado “Freno de Emergencia” fue aprobado por la Cámara Alta del parlamento alemán el 22 de abril lo que significó una modificación a la Ley de Protección contra Infecciones. La nueva ley establece criterios epidemiológicos  a partir de los cuales la Canciller puede tomar medidas más allá de la postura de cada “Länder”. El propósito de Merkel es establecer restricciones uniformes en todo el país y evitar una situación en la que cada medida se consensua con los poderes regionales, pero a la práctica se genera un descontrol en su aplicación, ya que depende del criterio de cada "Land".

La nueva ley permite al gobierno nacional imponer toques de queda entre las 22 y 5 horas, límites en reuniones privadas, actividades deportivas y aperturas de comercios a partir de 100 casos semanales por 100.000. En cuanto a la educación, las escuelas cerrarán y volverán a las lecciones en línea si la incidencia del virus supera los 165 casos por cada 100.000 habitantes. Hoy, la Ciudad de Buenos Aires está en 650 casos cada 100.000 habitantes, cifra que baja a 500 si se toma toda el Área Metropolitana de Buenos Aires.

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, justificó la aprobación de la modificación porque la situación es "seria, muy seria" y aseguró que las vacunas y los test no son instrumentos suficientes para detener la propagación del virus. "No entiendo la lógica de quienes dicen que hay que esperar a que se llenen las UCI", respondió a los críticos.

Si bien todavía no trascendió el proyecto de Alberto Fernández, la ley alemana puede ser un espejo para el Gobierno Nacional para solucionar la así los rechazos de gobiernos locales a las medidas que se intentan aplicar a nivel nacional.

Compartir esta nota en