Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Argentina gana, gusta, golea e ilusiona


08 de junio de 2022

Compartir esta nota en

“No podíamos cerrar la temporada mejor”, dijo Lionel Messi luego de ganar la Finalissima contra Italia y golear a Estonia con cinco tantos del número 10. La Selección mejora día a día y las expectativas de cara al mundial son cada vez mayores.

La Selección cerró el “año futbolístico” con dos goleadas: 3 a 0 a Italia en el duelo de campeones continentales y 5 a 0 a Estonia, en lo que fue un show exclusivo de Lio Messi. El equipo de Scaloni mejora en cada presentación, termina la temporada con un título y aumenta la ilusión de todos de cara al mundial de Qatar.

¿Alcanzó su techo o puede crecer más todavía en estos cinco meses? Si se jugara en una sede tradicional, el mundial estaría empezando en estos días. La ansiedad se mezcla con el miedo, porque en ese caso la Selección llegaría en un pico de rendimiento, de confianza y con el estado de ánimo por las nubes. Incluso, los cinco goles de Messi ante Estonia en el último amistoso muestran al mejor jugador del mundo en un nivel superlativo, especialmente con la celeste y blanca. Después de un año difícil a nivel clubes, que le incluyó irse de “su lugar” en el mundo, fue recibido con honores en París y luego fue uno de los apuntados por los mismos hinchas tras la eliminación de PSG de la Champions League.

Pero junto con el 10 sus compañeros también muestran un gran nivel y mucho más alto jugando bajo las órdenes de Scaloni que en sus clubes. Por ejemplo, Dibu Martínez, Otamendi y Cuti Romero se convirtieron en una fortaleza: con ellos tres juntos, Argentina jugó 10 partidos y en ninguno recibió goles. Lautaro Martínez era, hasta el duelo con Estonia, el máximo goleador del ciclo Scaloni y el DT también recuperó a Ángel Di María, que pasó de estar fuera del equipo a ser fundamental en las finales ganadas. El moño a todo el equipo lo pone Rodrigo De Paul: recupera, hace jugar, llega al área rival.

Además de todo lo bueno que hacen dentro de la cancha, este grupo de jugadores tiene una relación especial afuera. Cada concentración tiene al público pendiente en las redes sociales de las bromas, festejos y hasta los looks de los futbolistas que admiten en cada entrevista que esos días encerrados no se sufren. Se ven como un grupo de amigos en un viaje de egresados y toda la frescura que muestran en la convivencia se replica en el campo de juego.

Faltan cinco meses y un puñado de días para el arranque del mundial. En septiembre tendrán un nuevo encuentro, seguramente un grupo mucho más reducido y cercano a los 26 (no es oficial pero está prácticamente confirmado que se ampliará la lista de convocados) que irán a Qatar. Una última prueba y días de trabajo para que Scaloni pula los últimos detalles.

Argentina superó dos nuevas pruebas y ante equipos europeos, tal como quería el DT. Más allá de no haber clasificado al mundial, Italia es un rival de primer nivel y hubiese sido cabeza de serie en Qatar. Estonia no era una prueba difícil, pero le permitió a Scaloni ver a un equipo prácticamente alternativo y sus jugadores hicieron lo que debían hacer: ganar y golear.

Llega la temporada de vacaciones y luego las pretemporadas. Algunos, como Di María y Dybala, deberán buscar un club luego de terminar sus contratos en PSG y Juventus respectivamente. Luego el camino final hasta Qatar, donde llevarán la ilusión de los 47 millones de argentinos.

Compartir esta nota en