Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

La Selección muestra virtudes pero grandes defectos


09 de junio de 2021

Compartir esta nota en

La doble fecha de Eliminatorias dejó sensaciones ambiguas de cara a la Copa América. Nombres que se afirman e ilusionan pero un rendimiento irregular que no convence.

No fue una gran semana para la Selección Argentina, aunque se afirma en el segundo puesto de las Eliminatorias de cara a Qatar 2022. Lejos de Brasil, que con su enorme poderío lleva una marcha perfecta, el equipo de Scaloni se mantiene cómodo en la clasificación gracias a la paridad entre los ocho equipos restantes que están aglutinados en cinco puntos. Pero el conjunto nacional no consigue mantener un funcionamiento que ilusione o atraiga de cara a la Copa América y mucho menos se ve un andar parejo que muestre una idea concreta de cómo se quiere jugar.

Los dos empates tuvieron puntos en común: buenos pasajes de fútbol, nombres como Cuti Romero o Dibu Martínez que estuvieron a la altura, un Messi enchufado y desequilibrante como principal carta ofensiva; también en aspectos negativos como no poder sostener la ventaja, la irregularidad en el rendimiento general. Este último punto también se explica a partir de las decisiones del técnico que cambió medio equipo de un partido al otro y jugadores como Martínez Quarta u Ocampos, titulares en el primer encuentro ante Chile ni siquiera estuvieron en el banco ante Colombia.

La preocupación pasa por la falta de una identidad y un estilo de juego definido para el equipo. En los dos partidos, Argentina comenzó adueñándose de la pelota y dominando al rival y en ambos pasó a ceder posesión y terreno pero sin poder armar un contra ataque aprovechando los espacios. Es cierto que Bravo y Ospina fueron las figuras de cada partido, lo que sirve como muestra de que la Selección Nacional generó más que sus rivales o al menos los inquietó en varias ocasiones, pero las llegadas fueron casi en exclusivo obras de Messi. Ante Chile con tiros libres y contra Colombia agregó algunas apariciones sorpresivas en el área.

En un ciclo extraño, por cómo comenzó y por la pandemia que lo atraviesa, se jugaron 25 partidos y ya pasó una Copa América en la que, se fue armando el equipo que finalizó en la tercera posición y con buenas sensaciones. Pero en estos años, Scaloni apenas pudo confirmar cuatro lugares del once titular: Paredes, como volante central es un acierto del DT; De Paul a su lado; Messi y Lautaro Martínez adelante. Armani, que parecía una fija, comienza a estar en duda por sus ausencias a causa del coronavirus y por el gran nivel que Martínez tuvo en la Premier League; Montiel, como lateral derecho también parece tener el puesto asegurado pero, a pesar de sus errores, Foyth es muy bien considerador en ese puesto. Romero jugó como para ganarse el lugar, pero deberá esperar los resultados de su lesión para saber si estará en Brasil; Lo Celso es el jugador ideal para completar el mediocampo, pero alterna buenas y malas. La defensa y el segundo delantero siguen siendo una incógnita.

En cinco días, Argentina volverá a cruzarse con Chile pero esta vez en el arranque de una Copa América que tampoco será normal. Con la Selección haciendo base en el predio de Ezeiza y viajando a Brasil para cada partido, buscará asentar las bases del equipo que tendrá la posibilidad de volver a darle un título a nivel mayor después de 28 años y luego ir en busca del pasaje a Qatar, mundial para el que falta apenas un año y medio.

Compartir esta nota en