Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

La pandemia demostró el rol clave de las instituciones laborales para sostener el empleo


12 de abril de 2021

Compartir esta nota en

El informe de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETyD) analizó “El mercado laboral argentino en perspectiva global” y el impacto de la pandemia.

Un informe de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETyD), perteneciente a la Universidad Nacional de San Martín, relevó el impacto del coronavirus en el mercado laboral argentino desde una perspectiva global y afirma “el rol clave que tienen las instituciones laborales a nivel global cuando se orientan a proteger los puestos de trabajo y amortiguar el impacto de la parálisis económica sobre el tejido social”.

“La pandemia expuso y profundizó la fractura que atraviesa al mercado laboral en Argentina”, explica el documento y agrega también que las instituciones laborales cumplen un rol fundamental para “proteger los puestos de trabajo y amortiguar el impacto de la parálisis económica”.

Esta característica se observa a nivel mundial y se ven diferencias sobre las formas de enfrentar la crisis: “En donde los mecanismos de protección del empleo son débiles o inexistentes, la principal variable de ajuste fue el empleo”, y pone ejemplo lo sucedido “tanto en Estados Unidos como en el sector informal de Argentina (en nuestro país, con mayor intensidad dado el mayor grado de fragilidad de nuestra economía)”.

El informe del CETyD señala que “la destrucción de puestos de trabajo fue acotada en la Unión Europea y el sector formal de Argentina” y destaca como fórmula para esto que “los actores sociales acordaron reducir la jornada laboral y el Estado implementó un programa de políticas orientado a proteger los puestos de trabajo”. En ese sentido se marca que “la principal variable de ajuste ante la crisis no fue el empleo sino la cantidad promedio de horas trabajadas por ocupado (reducida en Europa por medio de los acuerdos “short-time work” y en Argentina, de las suspensiones)”.

Los países latinoamericanos muestran la mayor caída de personas ocupadas en la comparación con Norteamérica y Europa, ya que es en “nuestra región, donde el trabajo informal y por cuenta propia está más extendido”. Diferente es la situación en los países desarrollados donde el desempleo “fue contenida de manera más eficaz debido a la mayor proliferación de empleo formal en sus estructuras ocupacionales.”

En relación al resto de los países de la región “Argentina termina el año en una situación intermedia”. Al finalizar el 2020, la caída del número de ocupados en nuestro país fue superior a la de Uruguay y Paraguay, e inferior a Colombia, Perú, Brasil y Chile, señaló el documento.

Compartir esta nota en