Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Chile deja atrás la Constitución de Pinochet


26 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

El plebiscito para reformar la constitución de la dictadura tuvo una aprobación cercana al 80%

Los chilenos se expresaron masivamente en un plebiscito para modificar la Constitución redactada en 1980, por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Con más del 95% de la votación escrutada, la opción “Apruebo” obtenía el 78% de los sufragios. Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, la otra pregunta que se planteó en la histórica votación, se impone con un 79,06 % la opción de la convención constitucional, que estará integrada solo por ciudadanos electos para ese fin y será paritaria, según los últimos datos ofrecidos, que se presumen irreversibles, informados por el Servicio Electoral de Chile (Servel).

La opción del rechazo al cambio constitucional recibió un 22,03 % de los votos, mientras que la opción de que la nueva Carta Magna la elabore una convención mixta formada por parlamentarios y ciudadanos electos obtuvo el 20,94 % de los votos.

En las últimas horas del domingo, sectores miles de personas celebraban en Plaza Italia y otros puntos neurálgicos de Santiago y de ciudades del interior. Familias donde destacaban cánticos como “El pueblo unido jamás será vencido” y la bandera mapuche, símbolo del movimiento social que generó todo este movimiento, mientras las Fuerzas Especiales se mantuvieron a distancia en una celebración totalmente pacífica.

La reforma constitucional fue la respuesta que el gobierno chileno encontró a los reclamos sociales que comenzaron hace más de un año y que sólo cedieron ante la pandemia. La represión de caranabineros y fuerzas policiales en las distintas protestaron dejaron más de 30 muertos.

Las 155 personas que integrarán la convención ciudadana que redactará la nueva Constitución serán elegidas por votación popular el 11 de abril del año que viene y a partir de entonces tendrán un margen de nueves meses, prorrogables una sola vez por tres meses más, para elaborar el nuevo texto de la nueva Carta Magna. El texto resultante será sometido a un nuevo referéndum, ya en 2022, que será de voto obligatorio y en el que los ciudadanos decidirán si lo aprueban o rechazan.

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, aseguró el presidente Sebastián Piñera en su mensaje a la nación. “Hoy hemos demostrado nuevamente la naturaleza democrática, participativa y pacífica del espíritu de los chilenos y del alma de las naciones honrando nuestra tradición de república”, agregó.

Compartir esta nota en