Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Coparticipación: el favoritismo de Macri, la restitución histórica y un presagio de tormenta entre Alberto y Larreta


12 de septiembre de 2020

Compartir esta nota en

El 1,18% de la coparticipación que Alberto le quitó a CABA para restituirle a Provincia amenaza con ensanchar la grieta. ¿Cuál es la verdadera historia de un botín usado por Macri para favorecer a Larreta?

Por Nicolás Eisler

La pelea por la coparticipación amenaza con dinamitar el vínculo entre Horacio Rodríguez Larreta y Alberto Fernández. En el gobierno porteño aseguran que se trata de una respuesta del kirchnerismo para limar la imagen del alcalde porteño y hablan de “venganza”, mientras que desde Casa Rosada argumentan que el aumento de recursos que recibió la Ciudad fue desproporcionado. ¿Cuánto debería recibir CABA por el traspaso de la Policía?

La historia de la Ley de Coparticipación excede al macrismo y al kirchnerismo. Comenzó en 1988 cuando se estableció que el Ejecutivo nacional podía modificar los porcentajes que recibían Tierra del Fuego y la ciudad de Buenos Aires con un decreto presidencial. Cuando se aprobó la Reforma de 1994, ambos territorios aún no eran autónomos y por eso, a diferencia de las demás provincias de la Argentina, el coeficiente para calcular los recursos que recibían del estado fue determinado por la Nación.

El reparto

Las provincias reciben el 62% de lo recaudado por impuestos en todo el país que se reparte en diferentes porcentajes según un acuerdo que para ser modificado requiere del visto bueno de todos los gobernadores. La Nación se queda con el 38% restante y de esa porción le transfiere a la Ciudad y a Tierra del Fuego.

Incluir a los dos distritos más jóvenes del país en el reparto implicaría menores recursos para las demás provincias, por eso es la Casa Rosada quien gira el dinero. Con la última reforma constitucional se decidió que el Estado transferiría una serie de competencias a la flamante Ciudad Autónoma entre las que se incluía la seguridad y la justicia. Esas transferencias debían realizarse con los recursos correspondientes.

Cuando Mauricio Macri acordó con Larreta el traspaso de la Policía Federal al distrito porteño, la Ciudad ya contaba con su propia fuerza de seguridad, la Metropolitana; de la fusión de ambas nació la Policía de la Ciudad. En teoría, la transferencia de la Federal fue el motivo para que la coparticipación que recibía la ciudad capital pasara del 1,4% al 3,75%.

Antes de sellar el acuerdo, en el primer año de gobierno de Macri había en el presupuesto nacional 11.400 millones de pesos que serían destinados a la “Seguridad Metropolitana” y otros 1.212 millones para “Servicios de Bomberos” que tenían su base en la Ciudad. Esos dos ítems sumaban algo más de 12.600 millones de pesos. Sin embargo Nación le transfirió más de 16.800 millones de pesos. ¿A qué se destinaron los 4.200 millones adicionales que recibió Rodríguez Larreta? No está claro.

La historia de compensación

La ley que dio origen a la Ciudad Autónoma preveía que Nación debía compensar al distrito capitalino solamente con el dinero para cubrir solamente los gastos necesarios de los recursos transferidos.

Sin embargo, la suma enviada por Nación excedía largamente ese número y contemplaba también parte del dinero necesario para sostener a la Metropolitana y los gastos derivados del plan de seguridad porteño.

Es por eso que en el peronismo se preguntan qué ocurriría si la Ciudad decidiera construir nuevas comisarías, comprar miles de drones o darle generosos aumentos a sus efectivos. ¿El dinero para cubrir esos gastos debería salir de las arcas nacionales o es la Ciudad quien debería pagarlos con recursos propios? En la oposición porteña y en la Nación aseguran que la segunda opción es la más sensata.

Las negociaciones para que las provincias acompañaran el Pacto Fiscal propuesto por Macri solo se resolvieron cuando el entonces Presidente redujo el porcentaje que recibía la Ciudad de 3,75% a 3,4% a pedido de los gobernadores. Rodríguez Larreta aceptó esa poda sin protestar. Por eso Fernández decidió quitar 1,18% a los aportes de Casa Rosada. Según aseguran desde el gobierno nacional el 2,32% que terminará en las arcas capitalinas cuando se aplique el decreto Presidencial será suficiente para pagar lo traspasado, que además de los efectivos incluye bienes inmuebles. Y además quedaría un saldo en favor de la Ciudad.

La suba en la coparticipación no fue el único aporte de la Nación a la Ciudad durante el gobierno de Macri: el ex Presidente traspasó recursos para obra pública destinados al Paseo del Bajo, los viaductos de los trenes San Martín y Mitre y otros proyectos. Durante los cuatro años de macrismo las transferencias de Nación a la Ciudad aumentaron el 719%.

Un funcionario presidencial que estudió el acuerdo aseguró a Opinarg que “el decreto que rige el traspaso de la policía obliga a que todo el dinero transferido por Nación fuera para seguridad” y por eso la Ciudad “incluye entre sus gastos distintas cuestiones que van desde la instalación de cámaras hasta la poda de árboles. Eso sirve para engordar el presupuesto y no tener que devolver dinero al estado nacional”.

Compartir esta nota en