Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Cuatro argentinos clasificados hablan de los JJOO: pandemia, entrenamientos y vuelta a la competencia


29 de septiembre de 2020

Compartir esta nota en

La tenista Nadia Podoroska, la velocista Belén Casetta, el medallista Santiago Lange y DT Fernando Batista hablan con Opinarg sobre los Juegos Olímpicos, que ya tienen fecha.

Por Diego Paulich

Luego de varias idas y vueltas, cuando el coronavirus ya no era solo un problema de China, el Comité Olímpico Internacional tomó la decisión el 24 de marzo de postergar los Juegos Olímpicos de Tokio, los cuales estaban previstos para mediados de este año.

Hace unas pocas semanas, John Coates, vicepresidente del COI, confirmó que “los Juegos se van a celebrar a partir del 23 de julio del año próximo, con o sin coronavirus”. Sin medias tintas, sin dejar lugar a la especulación. Pero claro, los deportistas de todo el mundo han tenido que sobrellevar diferentes realidades luego de lo ocurrido en el planeta a causa de la pandemia y por eso en Opinarg quisimos conocer cuál es la situación actual de algunos de los deportistas argentinos que ya están clasificados para los JJOO.

 Preguntas:

1- ¿Cómo afectó la pandemia a la preparación y cuáles fueron las tareas que pudieron realizar durante la cuarentena?

2- ¿Cuál es el estado de preparación actual?

3- ¿Costó el regreso a la competencia?

4- ¿Qué opinan de la suspensión de los Juegos y de la confirmación de que se harán en julio de 2021?

Santiago Lange – Yatching

1- En primer lugar tengo que decir que lo deportivo pasó a un lugar secundario con todo lo que estaba pasando. Obviamente que es difícil no poder navegar, pero intenté concentrarme principalmente en la parte física. Entrené muchísimo en mi casa y también aproveché para reestablecer formas de entrenamiento y evaluar un montón de cosas que, por ahí, estando en competencia es difícil hacer. En ese aspecto fue positivo. A los 10 días ya pudimos navegar en Buenos Aires, pero hacerlo solo te permite mejorar hasta cierto punto, es muy grande la diferencia a cuando lo hacés con equipos de buen nivel.

2- A partir del tercer mes pudimos viajar a Europa con Ceci (Carranza Saroli, su compañera de equipo) y, luego de cumplir las dos semanas de cuarentena, pudimos volver al agua. Armamos un grupo de entrenamiento con ingleses, austríacos, italianos y trabajamos muy fuerte y en excelentes condiciones. Fue una buena solución, más allá de las adversidades, con miras a los Juegos.

3- Cuesta la vuelta a la competencia, hicimos torneos amistosos con siete embarcaciones de primer nivel, los últimos campeones del mundo, medallistas en río. Llegamos a hacer tres regatas por día y eso nos ayudó muchísimo. Hace unas semanas participamos de la Semana Olímpica Francesa, un gran torneo dentro del circuito europeo y quedamos entre los seis primeros, por lo que estamos contentos con la evolución que estamos teniendo. Y cerramos el año ahora compitiendo en otro torneo, en un lago de Austria, no es un lugar muy importante para nosotros porque tiene vientos muy variables y condiciones poco comunes, pero vamos junto a todo el equipo de entrenamiento. Y luego nos quedarán varias concentraciones en Italia.

4- En todo momento, mi posición fue apoyar a los que toman las decisiones. Son momentos muy críticos en los que no hay tiempo suficiente ni alcanzan las buenas ideas para tomar una decisión justa y adecuada. Es imposible imaginarse la cantidad de contratos o fechas importantes que tiene cada disciplina… Sabíamos que era difícil que se disputaran en tiempo y forma y que el COI tenía que tomarse un tiempo para tomar una decisión coherente. No era justo exigir que los suspendan inmediatamente. La suspensión por un año termina siendo adecuada y ahora tenemos que transitar esta etapa. Esperemos que se puedan hacer y sea el festejo de que toda la humanidad pasó la pandemia.

Nadia Podoroska – Tenis femenino

1- El parate me afectó porque no tenía una cancha de tenis para entrenar, eso fue una limitación. Entrenaba en mi casa, unas tres horas por día. Mucho estiramiento, relajación, hacía visualización, como si estuviera jugando. Pero se hace muy monótono. Trabajé muchísimo en la parte física y mental, me pude mantener bien. Eso me ayudó también para mantenerme activa y contenta, me pasa a veces que el hecho de no tener actividad me hace sentirme mal.

2- A principios de junio pude viajar a España, donde tengo residencia, y ahí pude empezar a entrenar con normalidad, luego de hacer la cuarentena.

3- No me costó mucho la vuelta a la competencia porque me entrené muy bien y, en definitiva, estábamos todas en la misma situación (a mediados de este mes fue campeona del ITF W60 de Saint Malo, Francia). Pero nunca me había pasado estar tanto tiempo sin competir, en el tenis jugás casi todas las semanas, je.

4- Creo que, por el contexto y por la incertidumbre que trajo el virus, la suspensión de los Juegos era lo más lógico. Es un evento que abarca a mucha gente y mucha organización y no creo que hubiese podido salir de la manera que todos esperamos. Veremos ahora cómo progresa o retrocede el tema del virus, pero ojalá que el año que viene se puedan realizar y podamos disfrutar de los Juegos.

Belén Casetta – Atletismo

1- La verdad que la pandemia me afectó muchísimo. Estaba en Kenia, entrenando, y me tuve que ir cuando el Covid-19 no había casi llegado a la Argentina. Estaba preparándome para los Grand Prix Sudamericana y los torneos nacionales. Pero a medida que iban pasando los días, la cosa se iba complicando. Entramos en cuarentena, cerraron el aeropuerto de Mar del Plata, fue una odisea volver. Fui perdiendo estado físico, pasé de estar corriendo a estar encerrada en una habitación sin siquiera tener una cinta. Estuve 15 días sin correr, hasta que me prestaron una cinta. Pero me duró siete días porque le partí la madera. Me mantuve con abdominales, saltando la soga, con circuitos de fuerza, pero nada de eso es lo mismo que correr.

2- Cuando salió el decreto para los deportistas olímpicos, en Mar del Plata todavía no estaba habilitada la actividad física, así que recién 10 días después del permiso pude arrancar a entrenar. Hice cuatro jornadas de trabajo en Mar del Plata y después agarré el auto y me fui a Tucumán. Hice cuarentena, hisopado, y recién ahí pude empezar a entrenar con normalidad. Hoy en día ya hago tareas de entrenamientos normales, pero estoy realizando una especie de pretemporada para regresar bien, pero hasta me desgarré por el tiempo de inactividad.

3- Todavía no volví a competir, pero acá estamos haciendo una preparación general. No tengo pista y estoy trabajando en un sintético, le buscamos la vuelta. Ya el hecho de poder entrenar normal y poder correr, es muy importante.

4- Cuando se suspendieron le vi un aspecto positivo porque me daba más tiempo para prepararme, pero a medida que pasaban los días y seguía encerrada, sentía que estaba complicada porque muchos atletas internacionales, las otras corredoras de obstáculos, ya estaban entrenando. Me sentía en desventaja. Hoy ya me posiciono en otro lugar, estoy contenta y tratando de apuntar al 2021. Aunque sabiendo que no tengo margen de error, que no puedo tener ninguna lesión que me haga parar. 

Fernando Batista – Entrenador del seleccionado de fútbol Sub 23

1- En nuestro caso, creo que lo que más nos afectó fue en lo anímico. Veníamos con un gran entusiasmo luego de haber logrado, no solo la clasificación, sino también el título en el Preolímpico. Estábamos a cuatro meses y veníamos con envión. Ahora es un año, que para el fútbol es mucho tiempo. Desde el primer día de la cuarentena estuvimos en contacto permanente entre los miembros del cuerpo técnico y, lógicamente, también con los chicos. Pero más que nada desde lo humano, saber cómo estaban. Al principio en Europa fue difícil, algunos chicos estaban solos allá. No nos parecía lógico hacer alguna tarea de entrenamiento porque cada uno entrenaba con sus equipos por Zoom o como sea. Solamente armamos una reunión virtual con el plantel de los Panamericanos de Lima, pero fue para celebrar que se cumplió un año de la medalla.

2- Siempre estamos atentos a cómo entrenaron, cuando se dio el regreso en Europa hablamos para saber cómo habían vuelto. Principalmente desde lo físico, que es lo que más nos preocupaba por el tema de las lesiones. Como mucho, cada 15 días, tenemos conexión con los chicos.

3- Creo que en general el regreso les costó menos de lo que esperaban. Había una preocupación lógica por la parte física pero en Europa estuvieron dos meses trabajando antes de competir, fue una preparación intensa. Después, es normal que al principio el ritmo de los partidos fuera más lento, pero volvieron mejor de lo que esperaban, no solo en lo físico sino también en lo mental y lo anímico, porque todo lo que pasó nos movió un poco las estanterías a todos.

4- La realidad es que no sabíamos bien qué iba a pasar, pasaba el tiempo y se iban suspendiendo cosas, pero los Juegos fue lo último en postergarse. Lo primero fue una sensación de bronca, lógica, por eso que decía, que veníamos bien, con muchos amistosos, después de hacer un gran Preolímpico y entonces fue una lástima no poder jugarlos y vivir un Juego, que es algo hermoso. Pero bueno, nadie esperaba lo que pasó, ahora hay que ver cómo se acomoda todo y esperemos que el año que viene mejore el tema del virus.

Compartir esta nota en