Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Denuncian la aparición de maquinaria agrícola en humedal incendiado


17 de septiembre de 2020

Compartir esta nota en

Fue en las islas entrerrianas Las Lechiguanas. Agrupaciones ecológicas creen que la maquinaria es para preparar el suelo para sembrar grano.

Ambientalistas advirtieron hoy la aparición de maquinaria agrícola en las islas entrerrianas Las Lechiguanas, afectadas por el fuego, con la presunta intención "de preparar el suelo para sembrar grano”, en un sitio donde la justicia entrerriana prohibió toda acción que perjudique al humedal.

El grupo ambientalista El Paraná No se Toca señaló que se tomaron muestras fotográficas “donde se observa maquinaria agrícola dentro del terraplén, presumiblemente con la intención de preparar el suelo para sembrar grano”.

El Paraná No se Toca recordó que todas esas actividades, terraplenes, endicamientos y agricultura industrial “están prohibidas por la Justicia en las islas” y que el endicamiento al que hacen referencia “se construyó en 2013”.

Si hay un lugar donde el Estado no existe, es tierra de nadie y todo el mundo hace lo que se le canta, es la zona de islas Las Lechiguanas. Es un área tan distante donde todo puede suceder”, dijo Jorge Bártoli, integrante del grupo ecologista.

Por su parte, Ivo Peruggino, miembro de la Multisectorial por los Humedales, dijo a que tiene en su poder “imágenes de ayer y hoy de incendios en Ramallo, Villa Constitución y San Lorenzo, y de máquinas trabajando para hacer terraplenes”.

“Levantar terraplenes es una práctica recurrentemente denunciada y que se viene realizando desde hace tiempo. Más allá de los incendios, es grave para el humedal”, apuntó.

Peruggino explicó que los terraplenes “evitan que ciertos terrenos de los humedales se inunden, y lo principal que tiene un humedal es la capacidad de hacer que el agua suba y baje, o sea, impide que el sistema funcione como debería”.

Luego subrayó que la construcción de terraplenes “es lo más terrible que le puedan hacer a nuestros humedales. La finalidad es que no se inunde el terreno, para poblarlo de ganado, negocios inmobiliarios o loteos de terrenos para vender”.

“Si bien ahora estamos atravesando una sequía, el río Paraná sube y crece unos 6 metros aproximadamente, y estos terraplenes evitan eso, e incluso, interrumpen cursos de agua”, remarcó. Por último, Peruggino añadió que “antes de sembrar levantan los terrenos o cambian los cursos de agua. Es tremendo el daño que se le hace al humedal, que viene siendo diezmado por el fuego en los últimos meses”, añadió.

Mientras tanto, y en diálogo con Radio 2 de Rosario, el director provincial de Protección Civil, Juan Manuel Burgoa, detalló que durante esta jornada “se registraban siete focos ígneos entre Puerto Gaboto y San Nicolás”. El funcionario comentó que más de una decena de brigadistas continúan combatiendo los incendios apoyados por aeronaves hidrantes y helicópteros.

Fuente: Télam

Compartir esta nota en