Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Dinamarca, primer país de la UE en eliminar todas las restricciones contra el coronavirus


10 de septiembre de 2021

Compartir esta nota en

Al superar el 70% de su población vacunada, el país nórdico ya no pide “pasaporte covid” para asistir a eventos y desde principio de mes eliminó la obligatoriedad de usar barbijo en interiores.

Dinamarca regresó hoy a la normalidad después de que fueran eliminadas las últimas restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, siguiendo el anuncio realizado a finales de agosto por el Gobierno. El país escandinavo se convierte así en el primer estado de la Unión Europea en dar este paso.

El final de las restricciones estaba previsto para el 1 de octubre, pero se adelantó tres semanas debido a que las autoridades consideran controlada la epidemia y por el alto nivel de población vacunada, más del 73%. Dinamarca ya había eliminado los barbijos en interiores en junio y, desde el 1 de septiembre, se habían levantado las limitaciones de aforo para grandes eventos y reabierto las discotecas, aunque todavía era necesario presentar un "pasaporte covid" para acceder a algunos lugares.

La demanda del certificado de vacunación terminó hoy, día en el que además finalizó la categorización del coronavirus como una “enfermedad crítica” para la sociedad, que había hecho posible introducir muchas restricciones y cuya eliminación reclamaban la mayoría de los sectores políticos del país.

Dinamarca presenta unas de las cifras de vacunación más altas en el mundo: el 75,7 % de la población total ha iniciado el proceso (más del 86 % de los mayores de 12 años) y el 73,1 %, lo ha completado, según los últimos datos oficiales.

La tasa de nuevos casos por 100.000 habitantes los últimos 14 días es de 192,35, de acuerdo con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), mientras la ocupación hospitalaria se mantiene a niveles moderados.

Al igual que el resto de países nórdicos, Dinamarca no confinó a su población ni impuso las mascarillas en exteriores, aunque sí aprobó un amplio cierre de la vida económica y social durante la primera y segunda olas del coronavirus.

Pero las autoridades danesas han mantenido controlada la epidemia en niveles moderados o bajos de hospitalización y muertes desde febrero, gracias a una estrategia basada en test masivos, rastreo de contactos y secuenciación de pruebas. Así en abril inició una lenta desescalada que recibió un impulso desde junio, cuando fueron eliminadas las mascarillas en interiores salvo en el transporte (bajo ciertos supuestos), apoyada sobre todo en la introducción de un "pasporte covid".

Compartir esta nota en