Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Efectividad, ultrafrío y padrón: cómo será el operativo de vacunación en Argentina


21 de noviembre de 2020

Compartir esta nota en

Una vez que Argentina tenga la vacuna disponible encara el desafío de prepararse para vacunar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible. CABA duda de la seguridad de la vacuna y Ginés avisó que vacunarán a la población en las escuelas. Conservarla en ultrafrío, otro desafío.

Por Nicolás Eisler

Los rebrotes en Europa dejaron en claro que además de aislamiento y las medidas de prevención, una vacuna es la única solución contra el coronavirus. Si bien la tarea más compleja es encontrar el antídoto, la logística para su distribución tampoco será fácil. ¿cómo se prepara la Argentina para vacunar a millones de personas antes de llegue el previsible repunte de casos? 

"La premisa es vacunar en el menor tiempo posible a la mayor cantidad de gente", adelantó Ginés González García. El ministro de Salud explicó que analizan utilizar los padrones electorales para convocar a quienes voluntariamente quieran darse la vacuna. “La gente sabe a qué escuela tiene que ir cuando tiene que votar, por lo que estamos pensando usar ese método en algunas provincias, porque también tenemos que evitar que haya amontonamientos”, explicó.

Alberto Fernández había abierto la posiblidad a que la campaña comience a fines de diciembre, pero al parecer, la distribución será recién en marzo. Para ahorrar un cada vez más valioso tiempo todas las empresas ya empezaron a fabricar las dosis, que solo saldrán al mercado si los productos pasan los ensayos clínicos. 

La vacuna de Oxford y AstraZeneca única de las que tendrá parte de producción nacional -compartida con México- y según dijo el Presidente la Argentina y todos los países de América Latina recibirán stock para el 10% de la población. De la vacuna rusa Sputnik V serán 25 millones de dosis, suficientes para 12,5 millones de personas ya que requiere dos aplicaciones. Pfizer se comprometió a vender 750 mil dosis a la Argentina de su vacuna, que también necesita doble aplicación.

Credibilidad 

El debate en los últimos días gira en torno a la credibilidad que genera en algunos sectores de la población una u otra vacuna. “Hasta ahora ninguna investigación tiene el tiempo suficiente de reclutamiento y seguimiento de personas que requieren los protocolos. La vacuna rusa entró en Fase III el 7 de septiembre y requiere 180 días de estudios.

Pfizer hizo un anuncio más periodístico que técnico de 94% de efectividad: reclutó un cuarto de los pacientes que necesitaba para un primer informe. Hasta ahora no hay ninguna certeza de ninguna vacuna ni a favor ni en contra”, explicó a Opinarg el viceministro de Salud porteño Gabriel Battistella.

La vacuna tiene la función de someter al cuerpo humano al contacto con el virus o partes de él para que active su respuesta inmune y genere defensas. Los laboratorios utilizan distintos sistemas para transportar esas pequeñas cantidades de virus al sistema inmunológico.

A pesar del desconocimiento que existe sobre las 10 vacunas que alrededor del mundo están en su Fase III de experimentación, ya se alzaron voces a favor y en contra de sus resultados.

“No sé por que nos flagelamos con estas cuestiones de que como somos un país Sudamérica nos van a mandar cualquier cosa. ¿Alguien sabe qué laboratorio produce la vacuna antigripal que aplicamos todos los años o cuántos años de pruebas hubo antes de producirla? La vacuna va a llegar cuando tenga que llegar. La OMS advirtió sobre la ‘infodemia’ que se desató con el coronavirus. Nunca hay que perder de vista que en el medio hay laboratorios que manejan un negocio millonario y cada crítica hay que mirarla bien de dónde viene”, explicó a este sitio un funcionario nacional.

Cómo conservar la vacuna en "ultrafío"

Una de las cuestiones que más se abordó en el último tiempo apunta a las necesidades de conservación de las vacunas. Se supone que la de Pfizer, precisa de “ultrafrío”: debe ser almacenada a una temperatura de  70 grados bajo cero. En teoría, 750 mil vacunas de ese laboratorio podrían llegar a la Argentina en caso de que superen los ensayos clínicos. “Para la vacuna de Pfizer hay cuatro freezers de 70 grados bajo cero y habrá que comprar otros 10 o 12 freezers más. Se escucha mucho sobre el problema de la logística, pero ese inconveniente no va a estar en la Ciudad o el los grandes centros urbanos, sino en los pueblos más alejados, donde mantener la cadena de frío es más complejo”, comentó Battistella.

En la Provincia incorporarán mas de 2500 vacunadores que pertenecen a escuelas de enfermería y que se suman a los mas de 2900 que ya están en el territorio bonaerense. En el distrito que gobierna Axel Kicillof estiman que deberán aplicar la vacuna a más de 6 millones de personas y ya comenzaron a comprar los insumos necesarios para llevar a cabo la campaña. Allí tampoco consideran que el frío necesario para conservar la vacuna de Pfizer sean un inconveniente: además de contar con varios freezers explicaron que la propia vacuna cuenta con un packaging que permite resistir cambios de temperatura por espacios de tiempo no prolongados.
La logística a nivel nacional incluirá participación del Ministerio de Defensa y de las fuerzas armadas, además de un rol importante de jurisdicciones y provincias.

Pero también fuertes campañas de comunicación para que la población pueda comprender los riesgos de no aplicarse la vacuna y sus posibles consecuencias. Los criterios de administración son distintos en cada distrito. Mientras que Córdoba anunció que luego de vacunar a la población de riesgo y trabajadores esenciales cualquier mayor de 18 años podrá aplicársela, en la Ciudad será diferente. “La vacuna que apliquemos deberá tener una eficacia suficientemente comprobada. Como hay una situación de emergencia, ninguna va a tener demostrados los efectos adversos, para eso falta un año como mínimo”, dijo Battistella.

“Si la aplicamos es porque es efectiva en disminuir los efectos graves y la mortalidad. No sabemos si es efectiva en evitar los contagios. Siempre hay que evaluar los costos y beneficios. Por eso no vas a someter a un riesgo a una persona joven que puede transcurrir la enfermedad como una gripe”, agregó el viceministro antes de explicar que todas las vacunas relacionadas con virus, como por ejemplo la que se aplica contra la Influenza tienen un riesgo mínimo de encefalitis o una enfermedad llamada Guillain-Barré y podrían producir parálisis en una propoción de 1 de cada 200 mil aplicaciones.

Compartir esta nota en