Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

El clásico español fue para el Real Madrid


24 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

Con jugadas polémicas definidas por el VAR, el Merengue superó a Barcelona como visitante.

Real Madrid venció por 3 a 1 a Barcelona en el Camp Nou y agudizó los problemas del equipo de Messi que no logra encontrar un buen funcionamiento tras la llegada de Koeman. El técnico holandés se quejó por el funcionamiento del VAR, determinante en el clásico.

El partido fue entretenido de principio a fin y cambió de dominador varias veces. Real Madrid comenzó mejor y logró ponerse en ventaja con un golazo del uruguayo Valverde a los 5 minutos, pero rápidamente empató el local a través de Ansu Fati. El visitante continuó dominando las acciones aprovechando la poca marca que Barcelona tenía en la mitad de la cancha, con Messi retrasado como un clásico enganche y el juvenil goleador como centro delantero. La Pulga estuvo muy activo y cerca de marcar un golazo, pero tras eludir a Sergio Ramos definió con derecha y Courtois pudo detener el remate. El argentino también fue protagonista de una polémica, cuando Casemiro le trabó la pelota dentro del área pero también arrastró el pie de apoyo de Messi pero para el árbitro y el VAR no hubo falta.

En el inicio del segundo tiempo se vio lo mejor de Barcelona, nuevamente con Messi como generador de juego iniciando desde la mitad de la cancha, pero con poco peso ofensivo ante la ausencia de un delantero clásico. Ansu Fati y Coutinho tuvieron sus ocasiones pero no lograron convertir y a los 60 minutos el VAR nuevamente fue protagonista: Lenglet tomó de la camiseta a Sergio Ramos en un tiro libre y el capitán Merengue se dejó caer, el árbitro revisó la jugada en el VAR y esta vez consideró que sí hubo falta. Así, de penal, Real Madrid se puso en ventaja y Barcelona mostró su peor cara. Koeman tardó veinte minutos en realizar las modificaciones y no surgieron efecto, Messi seguía jugando cerca de mitad de cancha y el equipo catalán no tenía delanteros que generaran riesgo. Sobre el final, el arquero Neto que era una de las figuras de Barcelona, no pudo retener la pelota y Modric aprovechó el rebote para eludirlo y marcar otro golazo para definir el partido.

Más allá de la renovación que intenta llevar adelante, Barcelona sigue arrastrando problemas dentro y fuera de la cancha. Koeman no logra hacer funcionar al equipo que sigue rotando en nombres y sistemas, mientras que el plantel y la dirigencia exponen cada día mayores diferencias y críticas mutuas.

Messi se muestra participativo en cada partido, pero rápidamente se ve el fastidio cuando el rendimiento no es el deseado. El jueves tendrán un nuevo duelo clave cuando viajen a Italia para jugar ante Juventus, por la segunda fecha de la Champions League.

Compartir esta nota en