Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Duro golpe para Piñera en las elecciones chilenas


17 de mayo de 2021

Compartir esta nota en

Distintos sectores independientes, en su mayoría progresistas, son los grandes vencedores en las elecciones constituyentes.

Con 99,91% de los votos escrutados, los independientes logran casi un tercio de los puestos en unas elecciones en las que los partidos políticos tradicionales obtienen una representación muy inferior a la esperada. El gran derrotado es Piñera, que con su coalición de derecha no llegó ni a un tercio de las bancas.

La suma de los independientes con las dos grandes listas de la oposición (Apruebo Dignidad, con 28 escaños, y Lista del Apruebo, con 25) supera los dos tercios de los 155 lugares de la Convención, que contará con 17 cupos reservados para los pueblos indígenas y tendrá paridad entre hombres y mujeres, algo inédito en el mundo.

Con ese conteo, la candidatura de la derecha oficialista, respaldada por el presidente Sebastián Piñera -que se presentaron en una única lista llamada "Vamos por Chile"- se queda, con 37 escaños, lejos de los 52 (un tercio) necesarios para influir en el contenido de la nueva Carta Magna y vetar artículos.

Un total de 1.373 candidatos se postularon como candidatos a la Convención, entre los que se incluyen actores, escritores, maestros, trabajadores sociales, abogados y políticos tradicionales.

La Convención ha sido electa bajo un mecanismo de paridad de género único en el mundo, que garantiza un mínimo de 45% de mujeres. También incorpora a los diez pueblos originarios chilenos reconocidos por el Estado, entre ellos, los mapuches, aimaras, quechuas y diaguitas. Y reservarán17 puestos para los indígenas.

La asamblea constituyente tendrá nueve meses para presentar un nuevo texto constitucional, pudiendo ser ampliado por tres meses más en una sola oportunidad. Luego, a mediados de 2022, los chilenos se someterán a un nuevo plebiscito de salida para aprobar o rechazar el nuevo texto constitucional propuesto.

También se eligieron gobernadores regionales, alcaldes y concejales locales, en unos comicios considerados como una prueba de fuego de cara a las elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre.

La votación se llevó a cabo durante dos días para reducir las multitudes en medio del brote de covid-19 que ha resultado en más de 1,2 millones de casos registrados y casi 30.000 muertes en Chile.

Compartir esta nota en