Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

En España, Bragarnik disfruta con su sueño de las SAD


25 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

El empresario argentino es socio mayoritario de Elche Fútbol Club, logró el ascenso a La Liga y arrancó de gran manera el campeonato de Primera.

Christian Bragarnik es un empresario argentino, nacido en el barrio porteño de Flores en 1971, hincha de Vélez y apasionado por el fútbol. Actualmente representa más de un centenar de jugadores y directores técnicos, pero su mayor deseo es lograr la habilitación de las Sociedades Anónimas Deportivas en la Argentina.

Las SAD estuvieron cerca de llegar al país durante el gobierno de Mauricio Macri y Bragarnik fue uno de los principales referentes que impulsaron la medida pero la campaña en contra que llevaron adelante varios clubes la frenó. Mientras espera poder hacerlo en Argentina, Bragarnik apostó fuerte en España al adquirir hace un año el Elche Club de Fútbol, una institución que sufrió problemas de gestión que le costaron el descenso administrativo de Primera a Segunda en 2015, algo inédito en La Liga de España.

Monserrate Hernández, responsable de la información del Elche en Diario As, contó a Opinarg que “el equipo ascendió a Primera con Bragarnik ya instalado como propietario y siempre se mantuvo en segundo plano.” Ese bajo perfil que siempre tuvo también en Argentina, donde brindó muy pocas entrevistas, incluye también medidas sorpresivas como reemplazar a José Rojo ‘Pacheta’, el técnico que en poco más de dos años fue capaz de llevar al Elche de Segunda B a Primera, por Jorge Almirón, el entrenador que el ex presidente Macri propuso para la Selección Argentina tras la eliminación del mundial de Rusia.

Al proyecto se sumaron más argentinos: Iván Marcone, dejó Boca para llegar a España; el volante que brillara en Independiente y Belgrano de Córdoba, Emiliano Rigoni; los jóvenes delanteros Guido Carrillo y Lucas Boyé, que se destacaron en Estudiantes y River respectivamente; y los dos casos más llamativos: el Ruso Rodríguez que dejó Central Córodoba de Santiago del Estero y Sánchez Miño, que también quedó libre de Independiente.

Varios de ellos ya han sido titulares y tanto el rendimiento individual como el colectivo respaldan la apuesta de Bragarnik. “Se valora su gestión y, en estos momentos, es del agrado del público”, agrega el periodista que también es responsable de Onda Cero Elche.

Monserrate también contó cómo vive el empresario argentino estar al frente de la institución: “Él es una persona de fútbol que está haciendo más de ocho horas en su despacho y que no descuida los detalles. Vive el día a día, viaja con el grupo y acompaña en muchas ocasiones los entrenamientos. Se ha mostrado discreto, sin polémicas, pero con mano dura cuando ha tocado.” En el mismo sentido Mariano Armentano, ex jugador, dirigente y amigo personal de Bragarnik, afirmó en una entrevista con Diario As que “es un empresario exitoso, de bajo perfil, y muy trabajador. Conoce el mundo del fútbol y de los jugadores. Valora a los cuerpos técnicos.”

Otro argentino que se sumó a Elche FC fue “Coqui” Raffo para las inferiores del club. Ex director deportivo de las inferiores de Boca Juniors desde el año 2011 hasta 2017, renunció al cargo para incorporarse como director deportivo en la Academia del Shakhtar Donetsk ucraniano. Raffo llegó a Boca Juniors de la mano de Daniel Angelici, pero decidió renunciar antes del final del mandato del ex presidente. Y si bien se llegó a decir que la causa era la mala relación con los hermanos Schelotto y con Rolando Schiavi, el propio ‘Coqui’ Raffo se encargó de desmentirlo.

“En España las SAD son una norma habitual desde hace años. Los clubes de fútbol son controlados por los accionistas y es algo a lo que las aficiones ya se han acostumbrado”, cuenta Hernández en lo que es, seguramente, la mayor diferencia que hay con el pensamiento argentino.

“Los clubes son de los socios” es el reclamo principal cada vez que el temor de las sociedades anónimas invade al fútbol argentino. Un técnico que ha recorrido muchos equipos europeos como jugador y que ahora volvió al país es Mauricio Pellegrino. En su presentación como técnico de Vélez afirmó que “uno necesita gente responsable, que viva las 24 horas por el club pero sin perder algo muy importante: que el club es de los socios, de la gente y del hincha.” Y luego puso el ejemplo más común entre quienes se oponen a este sistema: “imaginen que viene un señor de un país lejano y dice este club es mío, no quiero más la V azul en la camiseta quiero que sea amarilla.”

Hernández explica que en España ese temor “siempre puede existir  porque cuando el club es de los socios o de los accionistas locales y repartidos, siempre están expuestos al seguimiento y 'presión' de su entorno, que es la ciudad. Ahora quedan sometidos al poder de gestión de un propietario, pero hace tiempo que es así y no ha quedado otra que asumirlo.”

Mientras se sigue discutiendo su llegada a la Argentina y el rol que los empresarios pueden tener en los clubes, Bragarnik se da el gusto de hacerlo en España y por lo pronto, deportivamente, lo hace bien: en cinco partidos de La Liga consiguió diez puntos, producto de tres victorias, un empate y una derrota. Sumado a esta actualidad ya logró que la Selección Argentina juegue un amistoso en el estadio Martínez Valero, la victoria por 6 a 1 sobre Ecuador y que Elche fuese el rival invitado por Barcelona para disputar el tradicional torneo amistoso Joan Gamper.

Compartir esta nota en