Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Fito Páez: un hombre, un piano y un mundo contenido en canciones


12 de marzo de 2021

Compartir esta nota en

El músico retornó a los espectáculos con un show en el Teatro Coliseo con una mezcla de clásicos y nuevas canciones.

Solo con su piano y apoyado en un impactante set armado con canciones propias y ajenas que alojan el gran universo musical del que se nutre, Fito Páez retomó anoche su contacto cara a cara con el público, en un intimista concierto ofrecido en el porteño Teatro Coliseo, en el que confluyó la celebración por el reencuentro y la apuesta emotiva.

"Un hombre con un piano" fue el nombre de este show en el que el rosarino integró algunas recientes composiciones con clásicos de toda su trayectoria, viejas joyas rescatadas y revalorizaciones de algunas canciones surgidas en épocas en las que sus discos pasaron desapercibidos.

Pero la presentación también se caracterizó por un repertorio que presentó el vital universo musical de Fito, con apelaciones directas a grandes artistas como Charly García, Carlos Gardel, Ástor Piazzolla, Bob Dylan, a quienes eligió reversionar, y Luis Alberto Spinetta, presente a través de un sutil homenaje.

En el repertorio aparecieron temas como "La conquista del espacio", que da nombre a su disco lanzado hace un año y que el domingo competirá por un premio Grammy; el archiclásico "11 y 6"; y "Desarma y sangra", de Charly García, "Las cosas tienen movimiento", y versiones de "El día que me quieras" y "Fuelle del sol", una intervención con letra al tema "Tanti anni prima", de Astor Piazzolla, que sumó como festejo al centenario del bandoneonista.

Además del tema que abrió el show, las últimas composiciones de Fito estuvieron presentes por medio de "La canción de las bestias" y “Maelström”; en tanto que "Eso que llevas ahí" y "El mundo cabe en una canción" oficiaron de grandes reivindicadas.

Como todo show de Fito, no podía faltar la clásica seguidilla final de hits, aunque en este caso iba a venir con alguna sorpresa, como lo fue la aparición de "Detrás del muro de los lamentos", una joya rescatada de "El amor después del amor", "Tumbas de la gloria", "Al lado del camino", "Ciudad de pobres corazones", "Brillante sobre el mic" y "Mariposa Technicolor".

La nota de la noche la dio al repetir la versión de "Desarma y sangra" en los bises, porque no había quedado conforme con su primera interpretación. "Sino Charly me mata después", dijo risueño, cuando sintió que había superado la prueba.

También aparecieron clásicos como "Un vestido y un amor" y un pasaje de "El amor después del amor", además de la costumbre de la versión a capella de "Yo vengo a ofrecer mi corazón", y el cierre con un breve pasaje de "Y dale alegría a mi corazón", otro de los himnos de despedida elegidos por sus seguidores.

"Un hombre con un piano" tendrá esta noche y también las del 17 y el 18 de este mes, nuevas funciones, agregadas luego de agotarse las entradas de anoche.

Por: Hernani Natale

Compartir esta nota en