Opinarg

Proscribieron a Evo en Bolivia y a Correa en Ecuador


08 de septiembre de 2020

Compartir esta nota en

Ni el ex presidente de Bolivia ni el ex presidente de Ecuador no podrán presentarse

Un tribunal de Bolivia inhabilitó ayer al ex presidente de Bolivia Evo Morales para postularse como senador por el departamento de Cochabamba en las próximas elecciones del país, a desarrollarse el 18 de octubre.

La decisión fue tomada por Alfredo Jaimes, un magistrado nombrado específicamente para romper el empate jurídico en el que había quedado la Corte boliviana, cuya votación culminó con cuatro votos a favor y cuatro en contra.

Quienes se inclinaron por la negativa basaron su decisión en el hecho que Morales no cuenta con dos años de permanencia en Bolivia previos a la elección ni domicilio en el país.

En contraste, los voceros de Morales aseguraron que él “nunca ha cambiado su lugar de votación” y “tiene su domicilio oficial” en un poblado de Cochabamba, de donde es oriundo. Sebastián Michel, vocero del Movimiento al Socialismo (MAS), remarcó la semana pasada que no puede estar presente en el país porque “no tiene garantías constitucionales”.

Correa, sin candidatura

La Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador ratificó la condena por "cohecho" contra el expresidente Rafael Correa y de este modo quedó inhabilitado para presentarse como candidato a la vicepresidencia u ocupar cualquier cargo político en las próximas elecciones.

El ex mandatario lo informó en las redes sociales. "Finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia “definitiva” para inhabilitarme como candidato”, escribió el líder ecuatoriano en Twitter.

La semana pasada, el Consejo Nacional Electoral había rechazado la inscripción de su candidatura a la vicepresidencia para las elecciones de febrero de 2021 en la fórmula con Andrés Arauz como presidente.

El ente electoral le exige a Correa, que reside en Bélgica, que registre su postulación en persona. Ahora, tras la confirmación de su sentencia, de regresar al país sería detenido para cumplir con una condena de ocho años. Sin embargo, el exmandatario dijo que seguirá su vida en Bruselas. También dijo que recurrirá a instancias internacionales para revisar su caso.

 

Compartir esta nota en