Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Nuevo marco para la exportación de carne


03 de enero de 2022

Compartir esta nota en

Los siete cortes más consumidos por los argentinos no se podrán exportar mientras que se liberó la venta al extranjero del resto de los cortes.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca dispuso hoy la suspensión hasta fines de 2023 de las exportaciones de siete cortes parrilleros de consumo interno, y liberó al mismo tiempo el envío de carne de vacas tipo D, E y toro, también denominadas de conserva o de manufactura.

La cartera de Julián Domínguez oficializó así un paquete de medidas que tiene como objetivo establecer “un marco normativo para la comercialización y exportación ganadera” para 2022 y 2023. Estas disposiciones, consensuadas con las entidades de productores y la industria frigorífica, buscarán dar previsibilidad y confianza al sector, garantizando la producción, la exportación y el consumo, según se destacó.

Los siete cortes que no podrán exportarse por los próximos dos años son los de consumo masivo en el mercado local: el asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta y vacío. También se suspendió la exportación de las reses enteras, medias reses, cuarto delantero con hueso, cuarto trasero con hueso, medias reses incompletas con hueso y cuartos delanteros incompletos con hueso. Al mismo tiempo se liberó, en su totalidad, la exportación de carne de vacas de las categorías D y E, y de toro, exceptuando a los siete cortes preferidos señalados; así como en envío de los huesos con carne resultantes del deposte.

Además, el Gobierno dispuso que las carnes vacunas destinadas al comercio minorista deben salir de los frigoríficos en unidades de hasta 32 kilogramos, atendiendo a la solicitud de las entidades gremiales del sector y se dispuso un plazo de hasta seis meses para que se cumpla con ese límite.

Compartir esta nota en