Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Falleció Pino Solanas


07 de noviembre de 2020

Compartir esta nota en

El documentalista político murió a los 84 años en París, producto del coronavirus. Fue una imagen esperanzadora durante la crisis institucional del 2001.

Fernando “Pino” Solanas falleció esta madrugada en París, donde se desempeñaba como embajador argentino ante la Unesco. A mediados de octubre, el exsenador nacional de 84 años informó que había dado positivo en coronavirus y que estaba internado en un hospital de París, donde está ubicada la sede de este organismo de la ONU para la educación, la ciencia y la cultura.

Solanas fue un actor clave en la creación de varios espacios de centro-izquierda que lo llevaron a ocupar distintos cargos políticos, como diputado o senador nacional. Su militancia comenzó a través del cine y el documentalismo político en la década de los ’60. En 1962 presenta su primer cortometraje de ficción, Seguir Andando y en 1968 su primer largometraje, La Hora de los Hornos, una trilogía donde aborda algunos de los temas que lo apasionaron a lo largo de su carrera: el neocolonialismo y la violencia en el país y en América Latina.

Se exilió en París durante la dictadura militar y regresó a la Argentina tras el triunfo de Alfonsín en 1983. La década de los ’90 y el gobierno de Carlos Menem lo llevaron a participar activamente en política sobre todo en algunos temas que lo preocupaban especialmente como la defensa del medio ambiente y la deuda externa argentina, cuyo origen cuestionaba en duros términos.

En 1993, se funda el Frente Grande, con la inclusión del sector que lideraba Carlos “Chacho” Alvarez, y “Pino” Solanas es electo diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Solanas juega un rol importante en la elección a convencionales constituyentes para la reforma constitucional de 1994, obteniendo casi 18% de los votos en la provincia de Buenos Aires. Desencantado con lo que consideraba un giro “a la derecha” del Frente Grande, a partir del “Pacto del Molino” entre “Chacho” Álvarez, Graciela Fernández Meijide, y José “Pilo” Bordón, Solanas termina su mandato en 1997 y decide replegarse en su rol como cineasta.

La crisis política del 2001 lo mostró como una imagen esperanzadora del progresismo no peronista. Su postura sobre el medio ambiente, la nacionalización de recursos y los derechos humanos le valieron una alta consideración entre los más jóvenes. En 2007 fue candidato a presidente, en 2009 consigue una banca como diputado nacional y en 2013 como senador nacional.

Estuvo cerca de ser parte de Cambiemos a pedido de Elisa Carrió, pero rechazó ser parte de una alianza en la que estuvieran “sectores de la derecha más tradicional del país.” A mediados del año pasado, resuelve respaldar la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner y es electo diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires para el período 2019-2023.

El presidente Alberto Fernández le solicita que renuncie a su banca para desempeñarse como embajador argentino ante la Unesco, la oficina de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, cargo que desempeñó en París hasta su fallecimiento.

Emocionó con su discurso a favor del aborto durante el debate del 2018, diferenciándose de muchos senadores en especial de los más veteranos. Su ideología se resume en los motivos que lo llevaron a crear Proyecto Sur: “Se trata de cambiar esta Argentina saqueada y esta pseudo-democracia para reemplazarla por una Argentina justa y latinoamericanista con pleno protagonismo popular.”

Compartir esta nota en