Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Pochettino y sus inicios como DT de fútbol femenino en España


21 de febrero de 2021

Compartir esta nota en

El DT del PSG tuvo su primera experiencia en el equipo femenino del Espanyol de Barcelona. "Me encariñé con las chicas", dijo.

Por Diego Paulich  

“Mauricio se va a sumar durante un tiempo”. La frase la soltó hace más de una década Emilio Montagut, el entrenador del equipo de fútbol femenino del Espanyol de Barcelona. Mauricio no era otro que Pochettino, el hoy técnico del PSG que bailó en la ida de los octavos de Champions al golpeado Barcelona de Lionel Messi.

El santafesino no consiguió meterse entre los técnicos más importantes del planeta de un día para el otro y pocos saben que sus inicios se dieron en el fútbol femenino. Las jugadoras del Espanyol no atravesaban un buen momento en ese 2008, luego de haber tenido dos buenas temporadas, y Poche se sumó para colaborar y, al mismo tiempo, comenzar a formarse para iniciar su carrera del otro lado de la línea de cal luego de haberse retirado el año anterior.

Surgido en Newell’s y con pasos por el fútbol francés, Pochettino no es un apellido cualquiera para el Espanyol: en ese club jugó varias temporadas, consiguió ganar dos Copas del Rey (2000 y 2006) y se hizo un lugar entre los defensores más importantes del club marcando a fuego su nombre, al menos en una parte de la población catalana.

Por su buena relación con el cuerpo técnico, el zaguero recién retirado se había acercado más de una vez al fútbol femenino hasta que finalmente apareció esta idea de que se sume a colaborar. Inicialmente sería por algún tiempo, pero al final el vínculo duró bastante más. “Me encariñé con las chicas. Y creo que ellas también conmigo. La pasé muy bien. Íbamos a entrenar a las diez de la noche en la Ciudad Deportiva. Yo empecé yendo una vez por semana y terminé yendo todos los días. Y, después, los partidos. Me apasionó”, contó un tiempo después en una entrevista.

Tanto se involucró con el equipo, que muchos recuerdan que era normal verlo dando más indicaciones que el propio entrenador o que más de una vez se hizo cargo de brindarle alguna charla motivacional al plantel en la previa de algún partido importante.

“Es un hombre sencillo, humilde y nos trataba como a un par. Y a nosotras, las defensoras, nos decía cómo colocarnos, cómo anticiparnos... Nos armaba ejercicios especiales. Era hermoso que alguien como él, con su trayectoria, estuviera dándonos indicaciones”, contó Lara Rabal, zaguera del equipo, en una charla con hoysejuegafem.com.

Al año siguiente de compartir con las chicas, Pochettino tuvo la oportunidad de hacerse cargo del equipo masculino y lo acompañó Ramón Catalá, el preparador físico del femenino. Estuvo cinco temporadas en lo que fue su primera vez como entrenador principal y tan bueno fue su trabajo que le abrieron la puerta de la Premier League: primero el Southampton y luego el poderoso Tottenham hasta llegar a esta actualidad que lo tiene dándole indicaciones a Mbappé, Neymar y compañía en París.

Ojo, Pochettino no cambió. Su personalidad y su instinto son los de siempre como jugador, como colaborador del equipo femenino o como uno de los entrenadores más destacados del mundo. “Tiene una manera muy intensa de vivir el fútbol, como todos los argentinos. No nos dejaba respirar, siempre nos daba indicaciones, tanto en las prácticas como en los partidos”, relató Sara Serna, delantera, en esa misma entrevista que realizó Delfina Corti.

Haciendo culto del perfil bajo, dedicándole tiempo a la formación, comenzando de a poco para llegar a lo más alto, el ex central de la Selección Argentina hoy brilla en el fútbol mundial pero también conoce los lugares a donde no llegan tanto las luces ni los millones ni las cámaras de televisión.

Compartir esta nota en