Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Fuera de la cancha, el fútbol también tiene perfume de mujer


21 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

Detrás del implacable mando de Kathleen Krüger como directora del Bayer Munich, se construye en Europa un liderazgo femenino en grandes equipos. Opinarg analiza el fenómeno en la palabra de la presidenta de Banfield y de Macarena Sánchez.

Por Diego Paulich

El escenario es inmejorable. Acaba de terminar el duelo interplanetario de los cuartos de final de la Champions League entre Bayern Munich y Barcelona. El 8-2 a favor sorprende a pesar de que el árbitro ya pitó el final del partido hace un buen rato. Todavía con las pulsaciones a mil, el entrenador de los alemanes, Hansi Flick, no se deja llevar por el fervor de la victoria cuando le consultan sobre cómo será la celebración del plantel. “Vamos a ver qué nos permite La Jefa”, afirma. ¿De quién habla? De Kathleen Krüger, la directora del equipo, que maneja todo lo que pasa alrededor de figuras como Lewandoski, Goretzka y compañía.

Sí, el fútbol mundial desde hace rato les abrió las puertas a las mujeres, no solo para el juego sino también para ocupar lugares preponderantes entre los hombres. El del último campeón de la Champions League es uno de los tantos ejemplos que hay. En Argentina todavía cuesta encontrar algún caso, pero el camino se está transitando.

“Hay muchas mujeres capacitadas para poder trabajar en el ambiente del fútbol. A medida que más mujeres se sumen al fútbol, se preparen y sumen experiencia, va a ser cada vez más común verlas ocupando esos espacios”, reflexiona junto a Opinarg, Lucia Barbuto, la presidenta de Banfield.

Macarena Sánchez, referente del fútbol femenino por su militancia para lograr la profesionalización, también coincidió con esa mirada: “Está bueno que se empiecen a visualizar estas situaciones porque eso va a llevar a que cada vez más chicas quieran formarse para trabajar en distintas áreas del fútbol, que hagan el curso de entrenadoras o se especialicen en video análisis, por ejemplo”.

La realidad es que Krüger la peleó desde abajo y recorrió un largo camino hasta llegar a la gloria: arrancó como hincha, en la tribuna; a los 18 comenzó a formar parte del equipo femenino. Llegó a disputar 32 partidos como mediocampista (antes había competido en karate a nivel nacional) hasta que decidió colgar los botines para hacerle frente a la necesidad económica. Se dedicó a estudiar sobre gestión empresarial y de instituciones y, al tiempo, comenzó a trabajar en el sector de logística de Los Rojos, luego fue asistente en la Dirección Deportiva y desde el 2012 está al frente del primer equipo, donde es La Jefa.

“Krüger es la hermana mayor de todos los futbolistas, la quieren mucho. No es solo la mente del equipo, es el alma. Tiene un gran carácter y mucha presencia”, la describió el periodista Jan Henrik Gruszecki, miembro de la prestigiosa agencia de comunicación y marketing Jung Von Matt.

Su trabajo no tiene horarios, la puerta de su oficina en Säbener Strasse, la ciudad deportiva del equipo de Múnich, siempre está abierta para quien necesite algo. Todas las cuestiones organizativas, el marketing, la comunicación y hasta la reserva de vuelos y hoteles en cada viaje pasan por ella.  “Poder trabajar en mi deporte y en mi club es como ganar el premio gordo. Nunca me quejaría, simplemente disfruto demasiado haciendo mi trabajo”, se sinceró hace algún tiempo la mujer de 35 años. Ya alcanzó el estatus de eminencia del mundo futbolístico, a punto tal que Pep Guardiola se hace un tiempo para visitarla cada vez que puede o que anda por Alemania.  

Con una vitrina personal que ya atesora muchísimos trofeos y que viene de sumar recientemente una nueva Orejona, Krüger no es una excepción en el fútbol europeo. Iva Olivari trabaja en la Federación Croata de Fútbol desde 1992 y cuando Davor Šuker asumió al frente de la selección masculina le ofreció el cargo de manager.

Denunció haber sido discriminada en más de una oportunidad por ser mujer y en el Mundial de Brasil 2014 no se le permitió estar en el banco de suplentes, algo que sí pudo hacer en la Eurocopa 2016 y en la Copa del Mundo de Rusia. Otro caso se da en el Chelsea inglés, con Marina Granovskaia, Directora del club y una de las piezas fundamentales en la estructura de Román Abramóvich, su poderoso propietario. Y no son las únicas.

De este lado del Atlántico, todavía no sobran los ejemplos. Quizá el periodismo, con la irrupción de Morena Beltrán como una de las principales analistas del juego en una señal líder como ESPN o la reciente incorporación de Ángela Lerena para comentar los partidos de la Selección en la TV Pública, puedan ser los estandartes de una nueva era. Como tan de moda está por estos tiempos, una nueva normalidad. Aunque en este caso, el virus afecta a los más estructurados y se cura con tan solo abrir un poco la cabeza.

Compartir esta nota en