Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Guernica: sin desalojo, internas políticas y un frente de batalla más para Kicillof


17 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

El desalojo no se concreta y Kicillof se debate entre posturas duras y dialoguistas mientras busca respuestas a la crisis económica.

Reestructuración de la deuda provincial, pandemia y sus consecuencias económicas, sedición policial, toma de tierras. Como el equilibrista de platos, Axel Kicillof no logra solucionar un problema sin tener que enfrentar el siguiente. Esta semana logró “un gran avance” al acordar con unas 600 familias la desocupación del predio tomado en Guernica.

La ocupación de los terrenos en la zona sur del conurbano bonaerense, puso al gobernador ante un desafío que tiene una enorme cantidad de aristas por sí solo. El derecho a la vivienda digna, el derecho a la propiedad privada, cumplir con la orden judicial de desalojo, evitar la violencia institucional, los reclamos de intendentes, organizaciones sociales y un problema que lleva décadas.

Los números difieren según quien lo tome. Se estima que fueron unas dos mil familias las que desde julio se instalaron en un predio en el partido Presidente Perón ante la crisis económica causada por la pandemia. Según el censo realizado por el gobierno de Buenos Aires, son 1.309 las familias que ocuparon las 100 hectáreas que para algunos vecinos de la zona estaba en situación de abandono total, mientras que otros dicen que había proyectos de desarrollos inmobiliarios y hasta un country proyectado.  

Desde principio de mes se está postergando la orden judicial que establece el desalojo y desde el gobierno provincial admiten que “no podemos ir en contrario.” El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, avisó que “el Gobierno provincial tiene que cumplir con la decisión de la Justicia” sino la administración “tendrá consecuencias penales.” En ese sentido también se realizaron denuncias de la participación de grupos violentos que impidieron el ingreso de personal provincial para realizar el censo o para llevar alimentos a las familias, que el fin de semana pasado se vieron seriamente afectadas por el mal clima. "La idea era trabajar persona por persona y dar una solución a medida, llevar alimentos pero no los dejaron trabajar, los echaron", explicó.

Internas

La resolución del conflicto abrió una interna en el gobierno de Kicillof, y en el Frente de Todos en general, con un ala dura expresada en el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien afirmó que “el que toma tierras en la provincia de Buenos Aires irá preso.” En una línea similar se expresó la intendenta de Presidente Perón, Blanca Cantero, sostuvo hoy que, en el marco de la toma de tierras de un predio en Guernica, “no hay nada que negociar, porque hay una orden de desalojo” y dijo que, en el marco de las usurpaciones, "hay organizaciones que se montan arriba de la necesidad de la gente".

Mientras que la ministra de Gobierno, Teresa García, confió en una "resolución pacífica" del conflicto, para lo que apeló "a la voluntad de las familias que de verdad están por necesidad”, también admitió que "hay una orden de la justicia de desalojar y hay que cumplirla. Queremos que sea con el menor daño colateral posible."

Por otra parte, Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, mostró una faceta más dialoguista y señaló que a partir del trabajo del gobierno con ocupantes "601 familias ya firmaron el acta para irse de manera voluntaria" y que "no llegan a 150 personas" las que aún permanecen en el lugar.

El ministro destacó estar “orgulloso con lo realizado” y consideró un éxito que el 80% de las familias “se hayan retirado voluntariamente del predio al haber firmado el acta acuerdo”.

Larroque señaló que el proceso se encamina hacia una resolución en dos etapas. La primera, que ya está en marcha, consiste en dar una respuesta a la urgencia a través de soluciones habitacionales atendiendo la particularidad de cada caso. En cuanto a la segunda, relacionada al aspecto estructural del problema de hábitat, se refirió a la generación de los 3.000 lotes con servicios para el distrito de Presidente Perón, en el marco del Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat anunciado por el gobernador Axel Kicillof.

“En una toma de tierras hay más derechos vulnerados que el derecho a la propiedad privada, lo que pasa es que el sentido común patrimonialista está muy arraigado e impide valorar otros derechos que permiten una trayectoria de vida digna” dijo la socióloga Melina Ons a Opinarg a principio de mes. Y en esa disyuntiva y la búsqueda de solución a un problema que tiene décadas, hace equilibrio Axel Kicillof.

Compartir esta nota en