Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Contrapuntos internos en Juntos por el Cambio frente a la pandemia


10 de abril de 2021

Compartir esta nota en

Referentes de la alianza opositora criticaron medidas restrictivas que sus propios gobernadores aplicaron.

Las últimas medidas anunciadas por el Gobierno nacional, en torno al manejo de la pandemia marcaron nuevas diferencias en Juntos por el Cambio (JxC) entre los sectores más abiertos al diálogo con el oficialismo, principalmente de aquellos dirigentes con responsabilidades ejecutivas, y el ala dura de la coalición opositora.

El último martes se reunió la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, tras lo cual la coalición opositora emitió un duro comunicado con críticas a la acción gubernamental frente a la pandemia y en rechazo a imposición de nuevas restricciones para mitigar el avance en el país de la segunda ola de coronavirus, sin considerar el alarmante contexto regional y mundial.

El documento condicionó a algunos intendentes, pero principalmente a gobernadores que debieron aplicar medidas restrictivas en sus propios distritos, a la vez que plasmaron su firma en el comunicado de JxC.

Del encuentro participaron los principales dirigentes opositores, entre ellos, Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo, Martín Lousteau, Mario Negri y Gerardo Morales. Sin esperar el anuncio del Gobierno nacional sobre las nuevas restricciones, los opositores anticiparon sus cuestionamientos y llamaron a "defender la mayor normalidad posible, que implica garantizar el derecho a la educación, el trabajo y el ejercicio de las libertades fundamentales". Además, juzgaron "preocupante que, frente al fracaso de la estrategia sanitaria del gobierno nacional, la respuesta repetida sea insistir con restricciones excesivas y mal calibradas".

"Vamos a resistir en la medida en que sea totalmente irracional. De 23 a 5 va a destruir un montón de negocios. ¿Vas a seguir destruyendo restaurantes? Que lo hagan, pero la realidad es que la economía argentina no resiste más", había advertido la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Sin embargo, gobernadores opositores, como el mendocino, Rodolfo Suárez y el propio jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aplicaron, con ciertas morigeraciones, las mismas restricciones cuestionas por la ex ministra en sus distritos.

Rodríguez Larreta intentó encontrar un equilibrio y en una conferencia de prensa el pasado jueves manifestó "no estar de acuerdo" con las restricciones a la circulación, aunque aclaró que "como toda norma, la vamos a respetar". Esta contradicción la marcó también el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, quien consideró "extraño" que "mientras Larreta firmaba esa carta (de JxC contra las nuevas medidas), su jefe de Gabinete y su ministro de Salud estaban sentados con nosotros trabajando sobre restricciones".

El plan nacional de vacunación, calificado como un "fracaso" por parte de dirigentes de la coalición opositora, a pesar de ubicar a la Argentina por encima del promedio mundial en cuanto a la cantidad de inmunizados en proporción al número de habitantes, también generó ruidos en Juntos por el Cambio.

Con todo, la última crítica de la alianza opositora a la política sanitaria del Gobierno, otra vez con el protagonismo de Bullrich, fue culpar al Ejecutivo de prohibir la compra de vacunas a provincias, municipios e instituciones privadas, algo que desbarató el propio ministro de Salud porteño, Fernán Quirós: "Hoy esto no encuentra una solución en el mercado, por eso es un debate abstracto". Y el vicejefe de gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, admitió que poder comprar las vacunas de manera independiente “es bastante complicado”.

Compartir esta nota en